Cáritas y el Villarreal C.F. reparten cada semana 1.500 raciones de comida

Por la mañana un voluntario de Cáritas interparroquial de Vila-real va al estadio de la Cerámica. El club de fútbol de la ciudad, en colaboración con la Fundación Carlos Bacca, prepara 200 raciones para familias y personas en necesidad. Una vez cargada la furgoneta, se lleva a los locales para preparar los lotes a partir de las cinco de la tarde. “Pero si ya hay gente a las tres y media, se lo damos para evitar aglomeraciones porque estamos desbordados”, explica Carmen Miralles, Directora de la Cáritas Interparroquial. A la semana se reparten 1.500 comidas.

El reparto se hace los lunes, miércoles y viernes. En estas semanas se ha multiplicado el número de ayudas solicitadas: se ha pasado de 4 a 20 familias y 30 a 60 personas solas. “Hoy mismo tenemos seis casos más”, explicaba Carmen Miralles a primera hora de la mañana del viernes 24. Las peticiones llegan de servicios sociales, de Cruz Roja, de contactos personales, y de antiguos participantes de Cáritas que habían conseguido encarrilar su vida, pero que ahora se han vistos obligados a recurrir de nuevo a la asistencia.

Algunos de los casos más dramáticos son los que vienen por primera vez. “Encontré en el contestador la llamada de una mujer. Ella y su esposo se han visto afectados por un ERTE. No recibirán ninguna ayuda hasta junio y tienen dos hijos”, expone la directora de la Cáritas interparroquial. Reconoce que a muchas personas la vergüenza las paraliza, y por eso también se lleva comida a las casas, como a otra familia que vivían de la artesanía que vendían en ferias y que ahora se han quedado sin medios, o el varón que confinado en un ‘maset’ sin agua ni luz.

Nuevos voluntarios

Carmen Miralles admite que la situación se está complicando mucho por el aumento del número de demandas y por la fragilidad de los voluntarios que son muy mayores. Por eso se felicita de la respuesta que se ha dado en este momento excepcional a los llamamientos de colaboración: “De la Arciprestal de San Jaime se presentaron seis mujeres jóvenes y muy eficaces para preparar los lotes cada mañana. Les estamos muy agradecidas”, declara con la esperanza de que experiencias como esta ayuden a rejuvenecer el voluntariado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.