La vida consagrada celebra la diversidad y comunión de carismas

La vida consagrada de la Diócesis han participado el domingo de Pentecostés en una celebración conjunta con el Obispo en la parroquia de Santo Tomás de Villanueva de Castellón. Mons. Casimiro López Llorente ha defendido la pluralidad de carismas dentro de la comunión para ser testigos de Jesucristo: “Dejémonos encontrar por el Espíritu para recuperar la alegría de nuestra vocación y misión, y caminemos juntos en nuestra Iglesia Diocesana”.

 

Durante la homilía, el Obispo ha asegurado que “hoy es nuestra tarea ser testigos del Señor resucitado donde estemos y desde la vocación concreta de cada uno”. Por ello, es necesario ser “evangelizadores con Espíritu”, como recomienda el Papa Francisco en su Encíclica Evangelii gaudium. La condición es dejar que el Espíritu cree un corazón nuevo, removiendo y purificando como indican los símbolos del viento y el fuego.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.