Entradas

¿Qué subyace en el reciente debate social sobre la eutanasia y el suicidio asistido?

#NoHayEnfermosIncuidables

#SembradoresDeEsperanza

Tras la decisión del Congreso de los Diputados de seguir adelante con la tramitación de la Ley Orgánica de regulación de la Eutanasia en España, ayer, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española emitió una nota con la que mover a la reflexión ante este grave asunto que pone en cuestión la dignidad de la vida humana: No hay enfermos “incuidables”, aunque sean incurables.

 En esta línea, la subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida presentó, ya en diciembre del año pasado, el documento “Sembradores de esperanza Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida” Un texto con el que se pretende iluminar la tarea de los profesionales de la salud y enfocar el servicio médico en la dignidad de la persona.

La intención del mencionado documento es “ayudar con sencillez a buscar el sentido del sufrimiento, acompañar y reconfortar al enfermo en la etapa última de su vida terrenal, llenar de esperanza el momento de la muerte, acoger y sostener a su familia y seres queridos e iluminar la tarea de los profesionales de la salud”. Asimismo, se plantean cuestiones como la eutanasia, la muerte digna, la medicina paliativa, el cuidado de los enfermos o la obstinación terapéutica.

Por este motivo, cada día ofreceremos una pregunta con su respuesta del mencionado documento, para intentar ofrecer a todos, de una forma pedagógica y de fácil lectura, un poco de luz ante este tema tan importante y de actualidad.

 

¿Qué subyace en el reciente debate social sobre la eutanasia y el suicidio asistido?

 La eutanasia y el suicidio asistido son objeto en nuestro tiempo de campañas propagandísticas a su favor. El debate actual sobre estos asuntos no es propiamente planteado como una cuestión médica, sino más bien ideológica con una profunda raíz antropológica. Efectivamente, en el fondo nos encontramos ante una determinada concepción del ser humano y sus implicaciones familiares y sociales y un concepto de libertad concebida como voluntad absoluta desvinculada de la verdad sobre el bien. Se manifiesta la dificultad de encontrar un sentido al sufrimiento y el modo de encajarlo en el recorrido vital de las personas, y las consecuencias que estos planteamientos tienen sobre el modo de entender las relaciones sociales, la responsabilidad política y su repercusión en el ámbito sanitario.

Imagen Cartas 320x200

Vocación al amor. Los grupos parroquiales de matrimonios

Queridos diocesanos:

En Navidad, el Hijo de Dios se hace hombre para mostrarnos y ofrecernos a Dios que es Amor. El Niño-Dios nos muestra que el ser humano está llamado al amor. Porque Dios es Amor y el hombre está creado a su imagen y semejanza, su identidad más profunda es la vocación al amor. En Jesús queda renovada la creación entera y el ser humano; todas las dimensiones de la vida humana han sido iluminadas por Él, y han quedado sanadas y elevadas, incluidos el matrimonio y la familia.

El domingo siguiente a Navidad celebramos la Fiesta de la Sagrada Familia y la Jornada de la familia. Porque fue en el seno de una familia humana donde Jesús fue acogido con gozo, donde nació, creció y se educó. La familia, formada por Jesús, María y José, es un hogar en el que cada uno de sus integrantes vive el designio del amor de Dios para con cada uno de ellos: José, la llamada de Dios para ser esposo de María y padre legal de Jesús; María, la de ser madre del Hijo de Dios en la carne y esposa de José; y Jesús se prepara para su misión de enviado de Dios para salvar a los hombres. La Sagrada Familia es una escuela de amor, de acogida y de respeto recíproco, de diálogo y de comprensión mutua y de una existencia según la vocación divina al amor.

Leer más