Vila-real comienza sus fiestas patronales acogiendo la imagen de la Virgen de Gracia

Las calles de Vila-real ya suenan a fiesta desde el 30 de agosto. Pero el corazón de esta celebración está en el carrer Ermita, donde fieles, autoridades y sacerdotes han recibido la imagen de la Mare de Déu de Gràcia, patrona de la ciudad. Javier Aparici, párroco de la Arciprestal San Jaime, que acogerá la Virgen mientras esté en la ciudad, ha deseado que “así como María trae el Evangelio a la población, nosotros también seamos discípulos-misioneros. De este modo –advertía el presbítero- la tradición de nuestros antepasados se mantendrá viva”.

El sábado 31 a las 12h se realizará por tercer año el Paso Solidario por el Manto, a beneficio de Cáritas inter-parroquial. El año pasado se recogieron muchos kilos de comida imperecedera y 300 euros. Por la tarde, a las 19h, comenzará  la novena hasta el sábado 7, que se concluirá con una solemne Misa y la Serenata, en la que la soprano Adelina Marina Manea, el tenor David Montolio y el organista Augusto Belau interpretarán poemas compuestos por el sacerdote Vicent Gimeno. El domingo 1 la Arciprestal acogerá la Misa solemne a las 17:30h, seguida de la procesión.

El programa de las fiestas incluye actos culturales, como el repique manual en la Basílica de San Pascual a las 19:30h, a cargo de los campaneros Amics de les Campanes de Sant Pascual. También vuelve el III Ciclo de conciertos de órgano, el sábado 31 a las 20:30h con Carlos Peterson, y el viernes 6 a las 20h con Augusto Belau. El programa completo de las celebraciones se puede consultar aquí.

Origen de la tradición

La tradición de la procesión de la Virgen de Gracia tiene su origen en 1757, cuando el Consejo de la Vila organizó una procesión de rogativas por las calles de la ciudad con las imágenes de San Alberto, San Pascual, Santiago, San Roque y la virgen de Gracia para que se acabara una epidemia de fiebres y pestilencias. Fue entonces cuando se instituyó una fiesta anual el primer domingo de septiembre.

La Mare de Déu de Gràcia fue declarada oficialmente patrona de la ciudad en 2007, por petición expresa al Papa Benedicto XVI, y coronada canónicamente por Mons. Casimiro López Llorente con motivo del 250 aniversario de la promesa.

La imagen de la Virgen

La imagen primitiva era una talla de madera de 74 centímetros de altura con el Niño sentado sobre su rodilla izquierda, ambos sonrientes y de aspecto muy humanizado. Destruida por el fuego en agosto de 1936, durante los primeros meses de la Guerra Civil, fue sustituida en septiembre de 1938 por una sencilla imitación obra de Pascual Amorós. Posteriormente, en 1964, el imaginero Julio Pascual Fuster, discípulo de Amorós, reformó en profundidad la imagen para darle el aspecto actual.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.