La UPV expide un certificado de seguridad ante el Covid-19 al Colegio Mater Dei

Al entrar en el Mater Dei, una cámara térmica toma la temperatura y da permiso para acceder al recinto.  El suelo está marcado con indicadores de distancia, y todos los puntos de atención al público están protegidos con paneles. Estas son algunas de las medidas que le han valido al Colegio Diocesano el reconocimiento del Centro de Gestión de la Calidad y el Cambio de la Universitat Politècnica de València (UPV), según el cual “cumple con todos los requisitos y recomendaciones realizadas por las autoridades pertinentes”.

Desde el centro se explica que no han esperado a septiembre para implementar las medidas de prudencia ya que durante esta semana se acogen las Pruebas de Acceso a la Universidad de los alumnos que han concluido el Bachillerato. También durante todo el mes de julio se realiza la escuela de verano: “Hemos constituido grupos reducidos y turnos en el comedor, y cada vez hay más niños que piden inscribirse”, explican desde la dirección.

De cara al nuevo curso, la intención es comenzar con clases presenciales en todas las etapas educativas. Por ello, además de los requisitos del Centro de Gestión de la Calidad y el Cambio, también se está reorganizando el espacio de las aulas con separación entre pupitres, adaptación de nuevos lugares para impartir clase e incluso derribar algún tabique. Además, los profesores tomarán la temperatura cada día a los 750 alumnos del centro diocesano. Serán las particularidades de un curso escolar durante el cual el Mater Dei cumplirá 30 años.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.