El Obispo invita, en la fiesta de Corpus, a que se abran las iglesias

En la fiesta eucarística por excelencia, Mons. Casimiro López Llorente ha invitado a que se abran las iglesias para que “todo el que lo desea pueda visitar al Señor, desahogarse y contarle sus penas, sus dificultades y sufrimientos, y también darle gracias”. “Si Dios se queda entre nosotros, no lo abandonemos en el sagrarios”, exhortaba el Obispo en las celebraciones del Corpus Christi de Segorbe y Castellón.

Mons. López Llorente recordó que “Cristo se hace realmente presente en las especias del Pan y el Vino para que nosotros lo podamos recibir”. Esto implica –advirtió- que “debemos estar preparados”, y que “cuando nos acercamos a recibir al Señor, lo debemos hacer con devoción, con respeto, porque es el mismo Cristo al cual comulgamos”.

El Obispo unió la comunión eucarística con la comunidad cristiana: “Nos hace familia de los hijos de Dios. Por eso sería una falsa acercarnos a comulgar enemistados con el prójimo”.

Y finalmente, evocó la procesión como una imagen de la vida: “Siempre estamos peregrinando, pero no estamos solos; Dios se ha hecho el Emmanuel, el alimento necesario para nuestra vida. Venimos de Dios y a Dios caminamos porque no todo se termina con la muerte”. Precisamente las procesiones de Corpus en Castellón, el sábado, y Segorbe, el domingo, se vivieron con devoción y respeto al paso de la Eucaristía.

Foto: José Plasencia – Segorbe.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.