De Cuba a la Iglesia

Mercedes Rodríguez, de 53 años, se bautizó el domingo de Pentecostés en San Bartolomé de Onda. Su recorrido vital la ha llevado de Cuba a la Iglesia, donde ha encontrado una acogida que despertó su deseo por integrar la comunidad cristiana. La parroquia lo vivió como un acontecimiento “muy esperanzador”, en palabras del párroco, D. José García.

“Llegué de Cuba con unos estudios, una formación profesional, un estatus, y ahora tenía que comenzar de cero. En ese momento la Iglesia fue mi punto de apoyo. He visto lo que hace por la gente más pobre, y aunque no pueda solucionar todas las cuestiones materiales, sí que al menos te da una palabra de aliento y amor que es importante. Por eso me sentí siempre acompañada”.

Su punto de apoyo fue la parroquia de San Bartolomé y la acogida de Cáritas por la que pudo formarse en ayuda a domicilio, que ahora se ha convertido en su profesión. En Cuba formaba parte de una familia creyente, pero la educación laica hizo que nunca se bautizara ni tuviera contacto con la Iglesia. Pero al relacionarse con la comunidad cristiana nació en ella el deseo: “Conocí que el bautismo era necesario para la salvación”.

Su catecumenado ha durado tres años, tiempo en el que ha madurado su fe: “Para mi, ahora la Iglesia es la casa de Dios donde nos unimos los cristianos. Antes tenía mi fe en Jesucristo internamente, solo para mi, pero ahora ya pertenezco a una comunidad”. El Obispo delegó en el Vicario General, D. Yago Gayo, la administración de los sacramentos de iniciación cristiana – Bautismo, Eucaristía y Confirmación – que recibió en la misma celebración.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.