Las Dominicas de Burriana miran al futuro desde VIII siglos de historia

Las dominicas del convento de la Sagrada Familia, en Burriana, concluyeron el sábado 21, junto con toda la familia dominica, el jubileo de los 800 años de la fundación de la orden por Santo Domingo de Guzmán. Sus ocho siglos de historia como orden, y los 500 años que suman las religiosas, lejos de ser un peso son un tesoro de experiencia que hace mirar el futuro con esperanza.

Adaptándose a la situación de la comunidad –tres religiosas van en sillas de ruedas- la vida en el convento de la Sagrada Familia sigue fluyendo: “Un monasterio siempre es un centro de donde el Evangelio se va divulgando de una manera o otra. Es una fuente de espiritualidad muy potente porque estamos por Dios y por los hombres”, asegura sor Enriqueta Porcar, que lleva 21 años en Burriana.

 

El convento de la Sagrada Familia también ha celebrado sus 125 años de presencia en Burriana. La actual superiora, madre Elvira Catalá, insiste en mantener el deseo de los fundadores: “Que la iglesia siempre estuviera abierta, y lo está hasta estos días. También tuvieron una visión de presente y futuro de que si las familias eran fuertes el conocimiento de Jesús se extendería más”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.