Formación sacerdotal sobre el primer anuncio en clave cualitativa

“El sacerdote, como la Iglesia, debe crecer en la conciencia de su permanente necesidad de ser evangelizado”

Bajo la guía del Plan Diocesano de Pastoral, la Diócesis avanza en el objetivo de ayudar la parroquia en su misión de anuncio, celebración y testimonio. En este camino, los sacerdotes han participado en una jornada de formación sobre el primer anuncio. El ponente, D. Antonio Manuel Pérez, vicario general de la diócesis Nivariense (de las islas Canarias), ha insistido en que todo comienza por el encuentro con Cristo, como ya advierte Evangelii Gaudium 3: “Invito a renovarlo porque quien se deja encontrar por el Señor no queda defraudado”.

Dirigiéndose al público que tenía delante –los presbíteros diocesanos, junto con los seminaristas y dos diáconos permanentes- D. Antonio M. Pérez citaba el párrafo 164 de la exhortación apostólica: “El sacerdote, como la Iglesia, debe crecer en la conciencia de su permanente necesidad de ser evangelizado”. Para ello es necesario recuperar el primer anuncio, entendido no en términos cronológicos sino cualitativos.

170331 - Primer anuncio 2

Según el ponente, el Papa ha introducido dos elementos novedosos en la reflexión pastoral respecto la noción del primer anuncio. A su comprensión clásica de engendrar la fe, Francisco insiste en que se trata del fundamento permanente y transversal de la experiencia cristiana, al que hay que volver permanentemente para ser discípulos misioneros. Además, se convierte en la clave interpretativa de toda la doctrina y acción de la Iglesia.

El vicario tinerfeño se ha referido a un reciente encuentro del Papa con los párrocos de Roma, en el que invitaba a aumentar la fe trabajando la memoria de lo que Dios hace, la esperanza que abre a las sorpresas de Dios, y el discernimiento de los signos de los tiempos a la luz del Evangelio para actuar con principios y criterios claros. La jornada se terminó en el Mater Dei con la celebración de la Eucaristía presidida por Mons. Casimiro López Llorente, que celebraba con el presbiterio sus 16 años de ordenación episcopal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *