Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

Instaurada por el Papa Francisco en 2015 y en línea con el tema de la encíclica Laudato Si’ sobre el cuidado de la casa común, hoy celebramos la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación.

Con ella comienza el Tiempo de la Creación, un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda la creación por medio de la celebración, la conversión y el compromiso, de manera especial hasta el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís. En esta ocasión, en medio de la crisis que está sacudiendo a todo el mundo,  este tiempo cobra especial relevancia, urgiéndonos a todos a sanar nuestra relación con la creación y entre nosotros.

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO

El Papa, en su mensaje de este año ha recordado las claves de este periodo que se inicia con la llegada de septiembre. Este Jubileo «es un momento para el recuerdo, para conservar la memoria de nuestra existencia interrelacional». También es «un momento para volver atrás y arrepentirse. Hemos roto los lazos que nos unían al Creador, a los demás seres humanos y al resto de la creación. Necesitamos sanar estas relaciones dañadas, que son esenciales para sostenernos a nosotros mismos y a todo el entramado de la vida», resalta como otra de las claves.

El Sumo Pontífice indica que «durante el Jubileo, el Pueblo de Dios fue invitado a descansar de su trabajo habitual, para permitir que la tierra se regenerara y el mundo se reorganizara, gracias al declive del consumo habitual», así como «para reparar la armonía original de la creación y sanar las relaciones humanas perjudicadas». Por último, nos invita a la alegría, «porque, en su amor, el Creador apoya nuestros humildes esfuerzos por la Tierra. Esta es también la casa de Dios, donde su Palabra “se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1,14), el lugar donde la efusión del Espíritu Santo se renueva constantemente».

PUEDES LEER EL MENSAJE AQUÍ

Por otra parte, a través de su vídeo mensual y de la Red Mundial de Oración, pide que este mes de septiembre recemos “para que los recursos del planeta no sean saqueados, sino que se compartan de manera justa y respetuosa”.

MENSAJE DE LA SUBCOMISIÓN EPISCOPAL PARA PASTORAL SOCIAL Y PROMOCIÓN HUMANA

También, la Comisión Episcopal para Pastoral Social y Promoción Humana, se une este año haciendo público un mensaje, recordando que el cuidado de nuestra vida y de nuestra relación con la naturaleza es inseparable de la fraternidad, la justicia y la fidelidad a los demás.

PUEDES LEER EL MENSAJE AQUÍ

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.