Jornada contra la trata

La Iglesia vuelve su mirada y su corazón hacia las víctimas de la trata

Hoy, viernes 8 de fe­bre­ro, se ce­le­bra la Jor­na­da Mun­dial de Ora­ción y Re­fle­xión con­tra la tra­ta de per­so­nas, con el lema “Jun­tos con­tra la tra­ta”. El papa Fran­cis­co con­vo­ca esta Jor­na­da des­de el año 2015 y eli­gió el día en el que se re­cuer­da la me­mo­ria li­túr­gi­ca de San­ta Jo­se­fi­na Bakhi­ta, la re­li­gio­sa su­da­ne­sa que pa­de­ció du­ran­te su vida los su­fri­mien­tos de la es­cla­vi­tud.

La Jor­na­da de Ora­ción y Re­fle­xión 2019 pre­ten­de la im­pli­ca­ción de toda la so­cie­dad en este tema del trá­fi­co de per­so­nas. Esta Jor­na­da está pro­mo­vi­da por el Co­mi­té para la Jor­na­da Mun­dial de Ora­ción y Re­fle­xión con­tra la tra­ta, coor­di­na­do por Ta­lit­ha Kum, la Red In­ter­na­cio­nal de la Vida Con­sa­gra­da Con­tra la Tra­ta de Per­so­nas. Co­la­bo­ra la Sec­ción Mi­gran­tes y Re­fu­gia­dos del nue­vo Di­cas­te­rio para el Ser­vi­cio del Desa­rro­llo Hu­mano In­te­gral

Ac­ti­vi­da­des en Es­pa­ña

La Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Es­pa­ño­la se une a esta jor­na­da a tra­vés del de­par­ta­men­to de Mu­je­res en la ca­lle y tra­ta, den­tro de la Co­mi­sión Epis­co­pal de Mi­gra­cio­nes. Ade­más, se pro­mue­ve en las dió­ce­sis la or­ga­ni­za­ción, en torno a es­tas fe­chas, de vi­gi­lias de ora­ción y di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des.

El obis­po de Vi­to­ria y res­pon­sa­ble de este de­par­ta­men­to, Mons. Juan Car­los Eli­zal­de Es­pi­nal, en su men­sa­je para esta Jor­na­da, afir­ma que “no po­de­mos acos­tum­brar­nos a este cri­men abo­mi­na­ble de lesa ma­jes­tad. Ésta es una oca­sión pri­vi­le­gia­da para se­guir lu­chan­do con­tra esta reali­dad”. Re­cuer­da las pa­la­bras del papa Fran­cis­co el año pa­sa­do a los par­ti­ci­pan­tes en esta Jor­na­da en Roma: “hay mu­cha ig­no­ran­cia en el tema de la tra­ta. Pero a ve­ces pa­re­ce que haya tam­bién poca vo­lun­tad de com­pren­der la di­men­sión del pro­ble­ma. ¿Por qué? Por­que toca de cer­ca nues­tras con­cien­cias, por­que es es­ca­bro­so, por­que nos aver­güen­za. Hay ade­más quien, co­no­cién­do­lo, no quie­re ha­blar de ello por­que se en­cuen­tra al fi­nal de la «ca­de­na de con­su­mo», como usua­rio de los «ser­vi­cios» que son ofre­ci­dos en la ca­lle o en in­ter­net. Está, fi­nal­men­te, quien no quie­re que se ha­ble, por es­tar im­pli­ca­do di­rec­ta­men­te en las or­ga­ni­za­cio­nes cri­mi­na­les que de la tra­ta ob­tie­nen bue­nos be­ne­fi­cios”. “Es ne­ce­sa­rio ac­tuar aquí y aho­ra”, sub­ra­ya el obis­po res­pon­sa­ble.

Re­cuer­da que el sen­ti­do ge­ne­ral de la Jor­na­da se re­co­ge per­fec­ta­men­te en el lema de este año “Jun­tos con­tra la tra­ta de per­so­nas”. “Pre­ve­nir las si­tua­cio­nes de ori­gen –aña­de Mons. Eli­zal­de– es par­te de la so­lu­ción”.

Tam­bién ha es­cri­to un men­sa­je la di­rec­to­ra de la sec­ción Tra­ta de Per­so­nas en la CEE,  Mª Fran­cis­ca Sán­chez Vara. “Es un ob­je­ti­vo esen­cial -afir­ma- asu­mir el com­pro­mi­so de vi­si­bi­li­zar e in­clu­so ir mu­cho más allá, es de­cir, no so­la­men­te trans­mi­tir una in­for­ma­ción y unos he­chos, sino con­cien­ciar de la gra­ve­dad de un pro­ble­ma que nos con­cier­ne y afec­ta a to­dos, y de las gra­ves con­se­cuen­cias so­bre las per­so­nas que lo su­fren y so­bre nues­tra pro­pia so­cie­dad y con­vi­ven­cia”.

Tra­ba­jo de la Igle­sia en red con­tra la tra­ta

Las en­ti­da­des ecle­sia­les han op­ta­do por tra­ba­jar en red, ad­qui­rien­do un com­pro­mi­so con­jun­to como Igle­sia. Esta for­ma de tra­ba­jo, res­pe­tan­do las di­ver­sas iden­ti­da­des, une y for­ta­le­ce en la mi­sión; per­mi­te com­par­tir ex­pe­rien­cias; e in­ter­cam­biar in­for­ma­ción para ser más efi­ca­ces.

For­man par­te de esta red con­tra la tra­ta el gru­po San­ta Mar­ta; la sec­ción de Mi­gran­tes, Re­fu­gia­dos y Víc­ti­mas de tra­ta den­tro del Di­cas­te­rio para el Ser­vi­cio del Desa­rro­llo Hu­mano In­te­gral; Ch­ris­tian Or­ga­ni­sa­tions  Against Traf­fi­cking in Hu­man Beings Net­work  (COAT­NET); Re­li­gious in Eu­ro­pe Net­wor­king Against Traf­fi­cking and Ex­plo­ta­tion (RE­NA­TE); Foro so­bre la tra­ta; Red In­ter­na­cio­nal de la Vida Con­sa­gra­da con­tra la tra­ta de per­so­nas (TA­LI­TA KUM); el gru­po in­ter­ecle­sial con­tra la tra­ta; y el gru­po de coor­di­na­do­res dio­ce­sa­nos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.