Limones para el centro parroquial de La Vilavella

La parroquia de la Sagrada Familia de la Vilavella ha aprovechado el limonero del jardín de la casa abadía para organizar un acto que ha reforzado el sentido de pertenencia parroquial. El fin de semana del 27 y 28 de enero se repartieron los limones  a cambio de un donativo que se destinará a la reforma del edificio. Lleva 10 años deshabitado y se quiere destinar a salones parroquiales, espacio para Cáritas y vivienda para el párroco. Con los donativos a cambio de limones se han recogido 4.255 €.

El limonero está en el patio de la casa desde hace 75 años. Siendo párroco mossèn Agustín Serra Montañés, lo plantó Francisco Esbrí, un feligrés que, precisamente, falleció la semana pasada. El árbol se ha mostrado muy fecundo, dando más de 500 limones al año.

Proyecto común

Para el párroco actual, D. Ignasi del Villar, esta iniciativa ayuda a “concienciar que colaborar para la restauración es cosa de todos y en el fondo interpela a la responsabilidad de cada uno de los fieles”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.