Los Antonianos organizan una de las cabalgatas de Reyes más antiguas

Entre todas las iniciativas navideñas, una de las más antiguas en la Diócesis es la cabalgata de la Joventut Antoniana de Vila-real, iniciada en 1923 y celebrada prácticamente sin interrupción desde la parroquia de San Francisco. Después del desfile real, que concluye con la adoración del Niño en la plaza mayor y un parlamento desde el balcón del Ayuntamiento, los Reyes Magos llevan en persona los regalos a las casas organizado por los Antonianos.

El año pasado lo solicitaron de 325 familias que, con un aguinaldo, colaboran en mantener la entrega de comida y visitas domiciliarias que los antonianos hacen cada martes para ayudar a 70 familias. Esta noche mágica está llena de historias: desde el niño que abre con sorpresa la puerta a un rey, o al que el sueño lo vence y uno de los magos lo despierta para entregarle los presentes. Carmen María Folch, presidenta de la Junta, explica que están “muy contentos de cómo toda la gente responde en la solidaridad, y tanto niños como mayores nos volvemos niños para vivir esta noche”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.