El Obispo, D. Casimiro, pide en el verano del coronavirus no olvidar a los que no podrán disfrutar de las vacaciones

No podemos olvidar a aquellos que no van a poder disfrutar de las vacaciones, “los parados y sus familias, los enfermos, personas sin medios económicos o los pensionistas humildes”. Esta es la petición de nuestro Obispo, D. Casimiro López Llorente, a todos los diocesanos en el verano del coronavirus.

D. Casimiro también advierte de que durante estas semanas de descanso “podemos matar el tiempo o, por el contrario, emplearlo bien y vivirlo de forma enriquecedora”, a la vez que realiza una invitación a descansar, a leer, a reflexionar y a convivir con la familia y las amistades.

“Durante el año, el horario laboral hace imposible a muchos esposos hablar con sosiego entre sí, y a los padres poder dedicarse a sus hijos, dialogar con ellos y compartir sus preocupaciones para ayudarles en su crecimiento”, añade. “Dios no se toma vacaciones”, nos recuerda, invitando a las familias a participar en la Eucaristía.

Por último apela a la responsabilidad en estos días marcados por la pandemia, “seamos todos responsables, cumplamos con las normas sanitarias para evitar los contagios, observemos la distancia social y usemos las mascarillas. Cuidemos la salud propia y la del prójimo. La vida es un don de Dios que hemos de cuidar”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.