La parroquia de Santa Isabel de Vila-real celebra sus 50 años con una Misa presidida por el Obispo

Hoy, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, la parroquia de Santa Isabel de Aragón, en Vila-real, ha cumplido “50 años de evangelización”, tal y como indicó hace unos días el párroco, Esteban Badenes.

Esta mañana, la comunidad parroquial ha celebrado, con una Misa solemne de acción de gracias, la fundación de la parroquia y la fiesta de la Cofradía de Santa Isabel, que ha presidido el Obispo, D. Casimiro López Llorente. Además, se ha contado con la participación del Coro Parroquial “Shalom”.

“Es un día de gozo, de alegría, de acción de gracias” por los 50 años de la parroquia, “y por tantos dones que vuestra comunidad parroquial ha recibido de Dios”, decía D. Casimiro en el inicio de la homilía, recordando también a los diferentes párrocos que le han servido: Mn. Avelino, Mn. Vicente, Mn. Juan Ángel, Mn. José Francisco, y Mn. Esteban.

Ha agradecido a Dios por tantas y tantas personas que, a través de esta parroquia y su comunidad parroquial, han conocido a Jesucristo y su Evangelio, han renacido a la vida nueva por el bautismo, han recibido la confirmación en su fe, por los niños y adolescentes que se han encontrado con el Señor, o que han participado en la vida parroquial, tanto en el presente como en el pasado.

Se ha hecho mucho, “y queda aún mucho por hacer desde el Señor resucitado, desde la fe en Él, desde la esperanza”, siendo testigos de ella, “llevando su amor y la caridad a todos aquellos que la necesitan”, ha continuado el Obispo.

“Nuestra Iglesia diocesana ha estado trabando y reflexionando, en los últimos años, para que cada comunidad, vuestra comunidad, sea una comunidad viva y evangelizadora”, decía, “una comunidad de hermanos, una familia de familias donde se hace presente el amor de Dios, donde todos se sienten acogidos”.

Ha recordado también las palabras del Papa Francisco, la Iglesia es “en salida”, y una parroquia debe ser “discípula y misionera”, pues no podemos vivir la fe de puertas adentro, “porque el reino de Dios ha de llegar a todos, a todas las periferias, no solo a las geográficas, sino también a las existenciales”.

“Jesús nos convoca, como a los apóstoles, para estar con Él, pero también para enviarnos a evangelizar”, ha explicado, a la vez que indicaba aquellos elementos indispensables en una parroquia: “la Palabra, los sacramentos y la caridad”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.