Rosa Pich en el Mater Dei

Rosa Pich, madre de 18 hijos, explica los motivos de su felicidad en el Mater Dei

El Colegio Diocesano Mater Dei organizó el viernes un encuentro con Rosa Pich, esposa y madre de la Familia Europea del Año en 2015. Con su marido, Chema Postigo, han tenido 18 hijos. Tres de ellos fallecieron a corta edad, y en 2017 murió el padre tras una rápida enfermedad de 11 días. A pesar de ello, Rosa contagia alegría. De ahí la autoridad para invitar a los alumnos de bachillerato a soñar, y a las familias con las que se encontró por la tarde a “ser feliz en cada una de sus circunstancias”.

Rosa Pich reconocía ante los alumnos que “en el camino uno encuentra muchos obstáculos, pero son oportunidades para luchar y tirar adelante. Uno se forja ante la adversidad y crece”. Se expresa en un tono desenfadado y jovial, pero sus palabras se sostienen en una experiencia profunda y dolorosa. Perdió dos hijos con menos de dos años, y la mayor a los 22. La muerte de su esposo Chema ha sido un duro golpe que, reconoce, la “ha hecho llorar hasta secarse”.

Explicar la muerte a los hijos

Cuando los médicos diagnosticaron la gravedad de la enfermedad, Chema y Rosa reunieron a los 15 hijos para darles la noticia. El padre comenzó afirmando que “Dios nos quiere mucho y es muy bueno”. El resto vino solo. Rosa Pich habla sobre la importancia de transmitir la fe en la familia: “Tiene que ser vivida en la manera de hablar, de afrontar los problemas… Que también te vean rezar y coger el Evangelio. Ora en el comedor, donde te vean, aunque podrías estar mucho más tranquilo en tu habitación”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.