El Arciprestazgo de Lucena acoge desde el domingo la visita pastoral del Obispo

El domingo próximo comienza la visita pastoral del Obispo al arciprestazgo de Lucena del Cid, que está bajo el patrocinio de San Vicente Ferrer. San Pedro Mártir de Verona, en Costur, será la primera de las 13 parroquias de la demarcación en recibir a Mons. Casimiro López Llorente. El resto – La Foya, L’Alcora, Araya, Castillo de Villamalefa, Cortes, Figueroles, Ludiente, San Vicente, Useres, Villahermosa y Zucaina- se irán sucediendo hasta el 1 de abril, en que se clausurará en Lucena del Cid.

El arcipreste, D. Ramón Seguer, describe el arciprestazgo como una realidad de grandes contrastes entre L’Alcora, el mayor núcleo urbano, y poblaciones rurales con poca población. En este contexto la pastoral debe adaptarse a la realidad de cada comunidad y se fundamenta en “la atención personalizada y el acompañamiento”, afirma el párroco de Lucena.

Es la tarea que hace, por ejemplo, D. Vicente Pascual, párroco de Costur. Este año hay cuatro jóvenes en catequesis de confirmación, y con ellos ha preparado la visita pastoral para que puedan encontrarse con el Obispo. El sacerdote ha hecho coincidir la celebración de San Antonio con la visita. La religiosidad popular está profundamente arraigada y deja la puerta abierta a una reevangelización del interior de la provincia.

Mons. López Llorente describía en vísperas de una de sus últimas visitas pastorales que ésta “es una de las tareas más importantes y más hermosas del ministerio del Obispo. En ella quiero, ante todo, confirmar a todos los cristianos en la fe en Cristo Jesús y alentar a todos y, sobre todo, a sacerdotes, catequistas, profesores de religión, visitadores de enfermos y voluntarios a ser discípulos misioneros del Señor en un contexto cultural y social especialmente arduo y difícil”.

A través de encuentros personales con los fieles -afirmaba- es “una oportunidad para reanimar las energías de los agentes evangelizadores, felicitarlos, animarlos y consolarlos; es también la ocasión para invitar a todos los fieles a la renovación de la propia vida cristiana y a una acción apostólica más intensa. La visita me permite, además, examinar la eficiencia de las estructuras y de los instrumentos destinados al servicio pastoral, ateniendo las circunstancias y dificultades del trabajo evangelizador, para poder determinar mejor las prioridades y los medios de la pastoral orgánica”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.