El albergue gestionado por Cáritas refuerza su acogida por la ola de frío

El “protocolo de frío” activado desde el mes de noviembre se ha reforzado a máximos en el Albergue Mare de Déu del Lledó, gestionado por Cáritas en Castellón, para que ninguna persona que quiera duerma en la calle durante la ola de frío. A las habituales 39 plazas de las que dispone el albergue, todas ellas ocupadas, se han sumado 27 plazas provisionales (que en noches como la de ayer se han ampliado a 29) para acoger a todas las personas que llegan al Centro.

Igualmente se han reforzado los turnos del personal del Centro para ofrecer un mejor servicio a todas las personas que llegan. Ademas de pernoctar, se les ha facilitado cena y desayuno y se les brinda la posibilidad de permanecer en el Centro de Día, participando de las actividades del mismo, o bien en las salas comunes, a fin de permanecer a resguardo del frío y lluvia. A media mañana y media tarde el Centro ofrece un almuerzo/merienda a todas las personas que así lo deseen.

A pesar de la excepcionalidad de las condiciones meteorológicas, esta acción se activa siempre que el clima en Castellón es adversa y el Centro de acogida abre sus puertas a todas las personas que lo solicitan. La necesidad de poner en marcha dispositivos de emergencia es debido a que hay personas en nuestra ciudad que no tienen acceso al derecho a una vivienda, no solo cuando hace frío, sino todo el año. Por eso en Cáritas se trabaja para lograr las plenas condiciones para el ejercicio de la dignidad humana, de todos y cada uno de los seres humanos, de sus derechos y de su participación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.