Jubileo San Vicente Onda

La campana jubilar de San Vicente en Onda, la primera dedicada al Año Santo

El Año Santo por el VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer tiene campana jubilar. El día de la apertura, el 9 de abril, se bendijo el címbalo en la ermita de San Vicente Ferrer de Onda, uno de los templos beneficiarios en Segorbe-Castellón de la indulgencia en las fechas de apertura y clausura. Su sonido llamará a los fieles, y recordará que hace seis siglos el mismo santo dominico predicó en la población.

La campana original necesitaba ser restaurada. Cuando los técnicos subieron a desmontarla se dieron cuenta que era “de barco”. Así llaman a las que no tienen inscripción y, por tanto, se da por supuesto que no fue fundida originariamente para un uso litúrgico. Entonces D. Domingo Galindo, párroco de La Asunción, parroquia a la que pertenece la ermita, decidió encargar una nueva: “Como que coincidía con el Año jubilar, la hemos llamado Sant Vicent y se ha grabado la inscripción Jubileu vicentí 2018”. Pesa 9 kilos, tiene 230 mm de diámetro y está afinada en sol.

Así se refuerza más la vinculación de la población con el santo predicador. La ermita está en el extremo de una manzana de casas que constituía la morería de la población, y tenía la función de mezquita. Por mandato del Rey Jaime I, se concedió a los musulmanes conversos permanecer junto al núcleo urbano, y los obispos establecieron la obligación de los párrocos de atender especialmente la catequización de estos nuevos cristianos.

San Vicente en Onda

Es seguramente en respuesta a esta misión que San Vicente Ferrer participó en la catequización de la población morisca de Onda en 1412. La tradición asegura que el santo predicó desde el balcón del interior de la iglesia, aunque las fuentes históricas establecen que el templo actual es del siglo XVIII. Sosteniendo la bóveda hay cuatro trompas que representan a santos dominicos: Santo Domingo, San Pedro de Verona, Santo Tomás y San Luis Beltrán.

Esta iconografía se explica por la presencia de un convento en Ayódar. De hecho, la comarca del Mijares está llena de patronazgos dedicados a santos predicadores o a la Virgen del Rosario. Curiosamente en Onda, a parte de la ermita de San Vicente, no hubo comunidad. En cambio sí que llegaron los franciscanos que, eso sí, aprovechaban la sacristía de la iglesia para dormir cuando llegaban de noche después de mendigar. Este hecho podría justificar que San Francisco también aparece en el retablo de la ermita vicentina.

Actividades vicentinas

El Jubileo de San Vicente inspira nuevas iniciativas pastorales durante el año. Ya se han organizado actividades de catequesis por el barrio en las que el Santo ha estado presente. El domingo del Buen Pastor, se veneró la reliquia y se rezaron las vísperas en la ermita. Durante este año, también se celebrará la misa cada primer lunes de mes a las 8:30 de la mañana en la iglesia vicentina. Y en la vigilia de Pentecostés, se ha organizado una vigilia de oración inspirada en la figura apostólica de San Vicente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.