¿Qué pasó con la Misericordia?

El acontecimiento eclesial a nivel mundial más importante del curso que hemos concluido ha sido el final del Jubileo de la Misericordia. En la Diócesis se cerró la Puerta Santa de la Catedral de Segorbe el 12 de noviembre, una semana antes de que lo hiciera el Papa Francisco en Roma. Durante un año más de 6.000 personas participaron en las diversas celebraciones. El Obispo recordaba con emoción lo vivido, y en la carta para concluir el Año Santo afirmaba que “aún están vivas en nuestra memoria y en nuestro corazón las hermosas celebraciones del Jubileo”.

D. Javier Aparici, Vicario de Pastoral y delegado diocesano para el Jubileo, tiene clara la clave del éxito: “Éramos conscientes  de que quien convoca es Jesucristo. Nosotros solo fuimos instrumento que intentamos adaptar a nuestra realidad de la Diócesis la llamada que nos hizo el Papa”. Su objetivo era la calidad por encima de la cantidad. Por eso los preparativos se centraron en “facilitar el encuentro con Cristo y experimentar la Misericordia”.

En la evaluación del curso que se hizo en el Consejo Diocesano de Pastoral de junio, se constataron los tres grandes frutos del Jubileo: la preparación de las celebraciones, la alta participación y que mucha gente se animó a acercarse de nuevo al sacramento de la reconciliación.

 

Herencia viva

Ahora, siguiendo su Plan Diocesano de Pastoral, la Diócesis se prepara a vivir dos cursos cuya prioridad será la iniciación cristiana y la celebración. ¿Qué herencia ha dejado el Jubileo para profundizar en estos aspectos esenciales de la vida de la Iglesia? D. Javier Aparici responde que “si durante el Año Santo hemos profundizado en Dios que es Misericordia y hemos experimentado la Misericordia, especialmente en el sacramento de la reconciliación, necesariamente daremos testimonio del Amor de Dios en actitudes y acogida, de modo que los otros puedan a través nuestro experimentar también la Misericordia”.

Esto implica continuar con la renovación pastoral de las parroquias de modo que sean comunidades vivas formadas por discípulos-misioneros. La Misericordia hará que sean lugares donde se “vive y se palma el amor de Dios, siendo acogedoras, fraternas, viviendo el encuentro con Cristo, siendo testigos de Dios y preocupadas también por los más pobres, no centradas en ellas mismas porque el amor es difusivo”, según la descripción del Vicario de Pastoral.

El Año de la Misericordia sigue muy vivo en la vida de la Iglesia universal y diocesana. Su herencia actual la recoge muy bien Mons. López Llorente en su conclusión del Jubileo: “Este Año Santo ha sido un tiempo de gracia; nos ha ofrecido una gran oportunidad para una sincera y autentica conversión a Dios, a Jesucristo y a los hermanos, para la renovación de nuestra fe y vida cristianas, y, finalmente, para la renovación pastoral y misionera de nuestra Iglesia y de nuestras comunidades. Este era el deseo del Papa para este Jubileo: que fuera un “tiempo propicio para la Iglesia, para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes” (MV 3) en un momento en que cristianos y comunidades estamos llamados a ser discípulos misioneros. Y la misericordia de Dios, acogida y vivida en el día a día, es el camino para salir con nuevo ardor a la misión siempre nueva de anunciar a Jesucristo”.

 

¿Estuviste ahí?

 

Mons. Casimiro López Llorente recordaba con emoción al final del Jubileo: “Aún están vivas en nuestra memoria y en nuestro corazón las hermosas celebraciones del Jubileo en la Catedral de Segorbe por zonas, la de los sacerdotes en la Misa Crismal, o la de los catequistas y profesores de religión; también recordamos con alegría la multitudinaria celebración del Jubileo de los niños en el Seminario Mater Dei, o la más íntima de los enfermos y mayores en la Basílica de Lledó, y, de modo especial, las celebraciones en las cárceles de Castellón y Albocásser, por citar sólo algunas de las muchas celebraciones en nuestra Diócesis. No menos intensas han sido las celebraciones más locales del Jubileo en la Basílica de El Salvador de Burriana, en Sta. Isabel y en San Jaime en Villarreal, en San Juan de Peñagolosa con motivo de la peregrinación de Culla”.

Carta del Papa al final de Jubileo de la Misericordia

Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía encontrar una expresión más bella y coherente que esta para hacer comprender el misterio del amor de Dios cuando viene al encuentro del pecador: «Quedaron sólo ellos dos: la miserable y la misericordia»[1]. Cuánta piedad y justicia divina hay en este episodio. Su enseñanza viene a iluminar la conclusión del Jubileo Extraordinario de la Misericordia e indica, además, el camino que estamos llamados a seguir en el futuro.

  1. Esta página del Evangelio puede ser asumida, con todo derecho, como imagen de lo que hemos celebrado en el Año Santo, un tiempo rico de misericordia, que pide ser siemprecelebradavivida en nuestras comunidades. En efecto, la misericordia no puede ser un paréntesis en la vida de la Iglesia, sino que constituye su misma existencia, que manifiesta y hace tangible la verdad profunda del Evangelio. Todo se revela en la misericordia; todo se resuelve en el amor misericordioso del Padre.

Leer más

Homilía en la Clausura Diocesana del Jubileo de la Misericordia

HOMILÍA EN LA CLAUSURA DIOCESANA DEL JUBILEO DE LA MISERICORDIA

Segorbe, S.I. Catedral-Basílica, 12.11.2016

*****

(Mal  3,19-20; Salmo 97; 2 Tes 3, 7-12; Luc 21, 5-19).

 

¡Hermanas y hermanos muy amados todos en el Señor!

 

  1. Hace justo once meses celebrábamos en esta S.I. Catedral-Basílica la apertura diocesana del Año santo extraordinario de la Misericordia. Esta mañana, el Señor nos convoca para su clausura en la víspera del XXXII Domingo del tiempo Ordinario, en el que las lecturas nos recuerdan nuestra condición de peregrinos al encuentro del Señor, cuando Él venga al final de los tiempos.

 

Nuestra Iglesia diocesana ha vivido muy intensamente este Jubileo de la Misericordia. Aún están vivas en nuestra memoria y en nuestro corazón las peregrinaciones y las celebraciones del Jubileo en esta S.I. Catedral: las cuatro que celebramos por zonas, o la de los sacerdotes en la Misa Crismal, o la de los catequistas y profesores de religión; también recordamos con profundo gozo la multitudinaria celebración del Jubileo de los niños en el Seminario Mater Dei, o la más íntima de los enfermos y mayores en la Basílica de Lledó, y, de modo especial, las celebraciones en sendas cárceles de Castellón y Albocasser, por citar sólo algunas de las muchas celebraciones en nuestra Diócesis. No menos intensas han sido las celebraciones más locales del Jubileo en la Basílica de El Salvador de Burriana, en Santa Isabel y en San Jaime en Villarreal, en San Juan de Peñagolosa con motivo de la peregrinación de Culla.

Leer más

Testimonio del Jubileo de los reclusos: “Francisco se rió, me abrazó, y me eché a llorar”

Domingo seis de noviembre. La Basílica de San Pedro en Roma acogió a mil presos que participaban en el Jubileo de los Reclusos. Una mujer joven de Castellón, Chelo, representó a los españoles para saludar al Papa: “Esperaba verlo durante la misa, pero cuando me dijeron que iba al besamanos me dio unos sofocos que no me lo creía”. Consigo llevaba las cartas de sus compañeras, unos rosarios para bendecir y una lista de intenciones: “Le pedí que perdiera dos minutos de su tiempo para leerlas; Él se rió, me abrazó y me puse a llorar como una magdalena”. Leer más

El Jubileo se clausura con una celebración de acción de gracias

La Catedral se ha llenado de fieles para la clausura diocesana del Jubileo de la Misericordia. La eucaristía ha sido una gozosa acción de gracias en la que Mons. Casimiro López Llorente explicitó muchos motivos para ello. A partir de ahora, el Obispo anima a insistir en lo mismo que durante el Año Santo para que la Iglesia Diocesana sea “una comunidad que anuncia a Cristo, rostro de la Misericordia, a todos”.

Mons. López Llorente comenzó la homilía agradeciendo a Dios “su gracia por la cercanía, perdón, sanación… ya que todo aquel que ha querido abrir su corazón, aunque sea un poco, ha podido sentir que Dios le ama y que nunca le abandona”. También ha dado las gracias al Papa Francisco por esta iniciativa, así como a todas las personas que se han implicado en la organización de los diversos actos a nivel diocesano o en las parroquias. Gracias a esta dedicación por lo menos 6.000 personas han participado en las distintas celebraciones.

Leer más

Clausura Diocesana del Jubileo de la Misericorida. ¡Es la hora de la acción de gracias!

 

Queridos todos en el Señor: sacerdotes, diáconos, religiosos/as y seglares

El Año Santo de la Misericordia va tocando a su fin. El Papa Francisco lo clausurará para toda la Iglesia el día 20 de noviembre, Festividad de Jesucristo, Rey del Universo. En nuestra Diócesis lo haremos un poco antes, el sábado, día 12 de noviembre con una Santa Misa en la Catedral en Segorbe a las 12:00 horas.

 

Sí. Es la hora de dar gracias a Dios por tantos dones recibidos a lo largo de este Jubileo de la Misericordia. Ha sido un tiempo en el que hemos podido ver y experimentar, casi palpar en muchos casos, la Misericordia de Dios en muchas personas, que se han sentido consoladas, compadecidas, perdonadas y sanadas por Dios; en definitiva, todo aquel que ha abierto su corazón al amor misericordioso de Dios, que se ha dejado conmover por la mirada misericordiosa de Dios en su Hijo Jesus, su misericordia encarnada, ha experimentado que Dios le ama personalmente y nunca le abandona. A través de las personas ha quedado agraciada y fortalecida toda nuestra Iglesia diocesana en sus comunidades, grupos, movimientos y asociaciones. Ha sido un verdadero año de gracia del Señor.

Leer más

Reclusos de Castellón estarán este fin de semana con el Papa en Roma

La pastoral penitenciaria de la Diócesis participará este fin de semana en el Jubileo de los reclusos con el Papa en Roma. En el grupo de cinco representantes, habrá reclusos de Castellón que se sumarán a los de otras diócesis en una iniciativa autorizada por el Ministerio de Justicia y en coordinación con las autoridades italianas. El programa prevé la celebración del sacramento de la confesión, testimonios, la misa y un encuentro con Francisco. Sonia Barreda, delegada diocesana, transmite la expectación de las internas que viajan con ellos por el evento al que se han preparado con mucha ilusión.

Leer más

El Obispo y 22 sacerdotes peregrinan a Roma y Asís

Esta semana el Obispo junto con 22 sacerdotes están de peregrinación en  Roma en un acto conjunto dentro del Año de la Misericordia. Además de los diversos gestos propios del Jubileo, mons. López Llorente y los presbíteros han mantenido una entrevista con el cardenal Beniamino Stella, prefecto de la Congregación para el Clero.

 

Además de encontrar al sucesor de Pedro y ganar el Jubileo de la Misericordia en Roma,  los peregrinos también visitarán Asís en un recorrido que el Vicario del Clero, D. Marc Estela, está convencido que “serán sin duda días de intensa oración y de viva fraternidad sacerdotal”.