Católicos y ortodoxos rezan juntos en la parroquia rumana de Castellón

Por primera vez la parroquia rumana de San Nicolás, en la antigua iglesia de la Soledad que el Obispado cedió hace cinco años, ha acogido una oración ecuménica en la que han rezado juntos católicos y ortodoxos. Ha sido el ecuador del Octavario de oración por la unidad de los cristianos que comenzó el miércoles pasado con una vigilia en Torreblanca. El miércoles próximo, en la fiesta de la Conversión de San Pablo, se clausurará con un acto a las 19:30h en la parroquia del Carmen que presidirá el Obispo, Mons. Casimiro López Llorente.170122 - Octavario rumanos 4

Al final de la divina liturgia del domingo, los fieles ortodoxos acogieron en su iglesia a los católicos que llegaban de diversas procedencias, como desde Torreblanca en autocar o del movimiento de los Focolares. Al frente de ellos, el delegado diocesano de ecumenismo, D. Nuno Vieira, que fue recibido con un abrazo por el párroco rumano, D. Nicolae Ionita.

La oración consistió en el canto de unos salmos alternando el castellano y el rumano, que hizo como un diálogo que invocaba la unidad. D. Nuno Vieira remarcó el valor de la presencia de la comunidad ortodoxa en la Diócesis así como la importancia de conocer personalmente a los “hermanos en Cristo de diversas iglesias”. D. Nicolae Ionita aseguró que “es posible la unidad en la diversidad”, y puesto que “existe un solo Dios, una sola Fe y un solo Bautismo, el amor es lo que acerca, perdona y une”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.