Congreso Internacional de Catequesis

El II Congreso internacional de Catequesis confirma las directrices diocesanas

El fin de semana pasado se celebró el II Congreso Internacional de Catequesis en Roma, organizado por el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización. Carlos Asensi, Delegado Diocesano, participó junto con 1.500 representantes de 48 países. El lema, siguiendo las partes del Catecismo de la Iglesia Católica, ha sido “El catequista, testigo del misterio”. Según Asensi, “todo el congreso ha reforzado mucho nuestro Plan de Pastoral” y sus prioridades: el anuncio, el catecumenado o la celebración que este curso centra la prioridad alrededor de la Eucaristía.

En un video mensaje emitido desde Vilnius, capital de Lituania, Francisco insistió en que ser catequista es una vocación, que se ejerce en la catequesis como “la comunicación de una experiencia y el testimonio de una fe que ilumina el corazón al introducir el deseo de encontrarse con Cristo”.

También insistió en la dimensión kerigmática – “No se puede, por ejemplo, anteponer la ley, o incluso cualquier moral, al anuncio tangible del amor y de la misericordia de Dios” – y propuso un método hecho de “cercanía, acogida, paciencia y a mistad”. Por último, el Papa recordó la vinculación de la catequesis con la vida sacramental “que encuentra su cima en la santa Eucaristía, donde Cristo se hace contemporáneo con su Iglesia”.

Carlos Asensi ha manifestado el interés de las experiencias en América Latina y Asia, donde los catequistas tienen una gran importancia y salen a buscar los catequizandos. En un contexto europeo, el Delegado de Catequesis valoraba igualmente la determinación y unidad de la Iglesia francesa para impulsar la iniciación cristiana, después de una larga experiencia de crisis. Así mismo, destacó iniciativas como la del Coro Hope, de la diócesis de Turín, que nació en una parroquia como respuesta a la catequesis de confirmación y que actualmente es una red internacional de arte cristiano.

Curso de formación básica de catequistas

El Papa concluía su mensaje invitando a “llevar a vuestra comunidades  la riqueza de lo que habéis vivido en este encuentro internacional”. En este sentido, Asensi tiene previsto hacer partícipes a los catequistas aprovechando el Curso de  Formación Básica para Catequistas que se impartirá durante siete lunes a partir de noviembre en la Concatedral de Santa María. Al hilo del tema del Congreso, estas sesiones se centrarán en el ser del catequista, y tratará cuestiones como la llamada de Dios, el envío por parte de la Iglesia, la implicación en el mundo de hoy, la necesidad de la oración y la frecuentación de la Palabra de Dios, y la labor de educador en la fe.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.