Escucha, unidad y fomentar experiencias de caridad fueron las conclusiones del encuentro de catequistas

El encuentro diocesano de catequistas, que se celebró el pasado 29 de febrero, ha sido una vivencia de “gran familia, de Pueblo de Dios en salida por la que nos sentimos enviados y reforzados”, según relataba el Vicario de Pastoral, Miguel Abril, a los sacerdotes y catequistas. Carlos Asensi, delegado de catequesis, resumía las aportaciones en tres actitudes: “escuchar y estar abiertos a las inquietudes de niños, jóvenes y adultos, caminar unidas la familia y la parroquia, y fomentar experiencia que nos ayuden a ver la caridad”.

El lema de este encuentro fue  “Catequistas, servidores del evangelio de la Caridad” y comenzó con la celebración de la Eucaristía, “verdadera escuela del lavatorio de pies, compartiendo cómo acoger y transmitir la Caridad de Dios y propiciando el encuentro transformador de su Amor”, según Miguel Abril.

Características de la caridad

La reflexión desde la experiencia de los discípulos de Emaús mostró cinco características del catequista con respecto a la caridad: Hacerse presente en la tristeza y los límites, iluminar la historia del niño/joven, glorificar la cruz, encender el corazón (entusiasmo) y descubrir a Cristo en la Eucaristía y el perdón que sana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.