Entradas

64 personas inician el Curso de Formación Básica para Catequistas

El lunes 5 de noviembre un total de 64 personas asistieron a la sesión inaugural del Curso de Formación para Catequistas, que se celebra en la Concatedral y que finalizará el 17 de diciembre.

Carlos Asensi, delegado diocesano de Catequesis, ha destacado la buena respuesta de esta jornada y aspira a que “poco a poco se convierta en ese curso básico para los que se inician en esta apasionante aventura”.

Leer más

Testimonio frutos Oratorio

Testimonio exprés sobre los frutos del Oratorio en una parroquia pobre

El Colegio Mater Dei organizó el miércoles 25 una sesión testimonio de la experiencia del Oratorio para niños pequeños en Venezuela. La ocasión surgió aprovechando el paso del sacerdote Miguel Vila Pazos, párroco de Ntra. Sra. del Carmen en Cumaná. La iglesia está en un barrio pobre, donde en tres años se han creado más de 50 grupos. En el acto participaron profesores, familias y seminaristas. Precisamente el sábado 12 de mayo habrá una sesión de profundización de este método de catequesis que desde hace unos años se está implantando en la Diócesis.

Leer más

La iniciación cristiana de niños centra las Jornadas Nacionales de Catecumenado

El fin de semana pasado se celebró el XIV Encuentro de delegados y responsables de Catecumenado, en el que participó el Delegado de la Diócesis, Carlos Asensi. El tema que ha centrado esta asamblea organizada por la CEE ha sido la iniciación cristiana de niños no bautizados en la infancia, una cuestión que se corresponde con el objetivo del Plan Diocesano de Pastoral sobre la iniciación cristiana y la reciente publicación del Decreto sobre el catecumenado. Sobre estas mismas cuestiones se hablará en las reuniones de catequistas que los arciprestazgos de Burriana, Onda y Albocásser las próximas semanas.

Leer más

J.C. Carvajal: “Defiendo que los niños tienen una vida espiritual”

Juan Carlos Carvajal, Coordinador del Bienio Evangelización y Catequesis en la Universidad San Dámaso

Juan Carlos Carvajal, sacerdote, es una de las voces más autorizadas en España para hablar de catequesis. En la Universidad Eclesiástica San Dámaso, de Madrid, dirige un Bienio sobre Evangelización y Catequesis, y en enero presentó su último libro: “Catequistas, testigos y pedagogos”. En esta entrevista da buenos criterios para preparar el Encuentro Diocesano de Catequistas del sábado 24.

 

  • ¿Qué relación tiene la catequesis con la evangelización?
  • La primera idea que tenemos que tener clara es que al Iglesia existe para evangelizar, es decir, transmitir el Evangelio y que desde la sola fuerza del Evangelio, trasformar a las personas, los ambientes y la sociedad. Por tanto toda actividad que hace la Iglesia para transmitir el Evangelio es evangelización. Anuncio misionero o kerigmático es una parte importante de la evangelización, pero no es toda la evangelización. Lo mismo podemos decir de la catequesis de iniciación cristiana: no es toda la evangelización, pero es un elemento importantísimo en el proceso evangelizador porque a través suyo se engendran los hijos de Dios y de la Iglesia, los discípulos de Cristo.
  • ¿Qué criterios la inspiran para que esto sea posible?
  • La iniciación cristiana es un proceso catequético, litúrgico y espiritual al servicio del proceso de conversión de los creyentes. Por tanto es el servicio que la Iglesia, bajo el poder del Espíritu, presta a la acción gratuita del Espíritu y a la libertad de los que se convierte. No hay automatismo. Tiene que haber una iniciación interior, un proceso de conversión espiritual.
  • ¿Por qué es necesario implicar las familias en la catequesis de sus hijos?
  • Defiendo es que los niños tienen una vida espiritual. Es evidente que la familia, como parte de la comunidad cristiana, tiene que secundar esa acción misteriosa pero real de la acción del Espíritu en los niños. Y ahí los que están mucho más cerca son los padres estando atentos al asombro, a la apertura del misterio, a las preguntas…
  • ¿Cómo mantener en los catequistas la eficacia en su ministerio?
  • Los catequistas solo pueden transmitir lo que viven. El primer libro donde tiene que aprender cómo hacer la catequesis es su propia experiencia de fe. Estoy preparando un nuevo libro sobre catequistas mistagogos, es decir, los que introducen en el misterio de Dios. Y es difícil que lo puedan hacer si no son conscientes de su experiencia. Por tanto los catequistas tienen que partir de su experiencia personal, enriquecida por la experiencia de la fe de la Iglesia, para ofrecerla a los niños, adolescentes y adultos.

Quince parroquias descubren el método Life Teen

Cerca de 70 catequistas de quince parroquias de la Diócesis han participado en la jornada de presentación y formación del método Life Teen, en una sesión organizada por la Delegación de Catequesis. El delegado, Carlos Asensi, valoraba la capacidad de este método para llevar los jóvenes a Jesucristo desde la realidad específica en la que viven. Jordi Massegú, responsable nacional de Life Teen y ponente del encuentro, ha valorado positivamente el deseo de los participantes por conocer nuevas metodologías y llegar a los jóvenes. Leer más

“Life Teen ofrece en cada sesión una experiencia nueva”

Jordi Massegú, responsable de Life Teen en España

Jordi Massegú (Terrassa, 1990) participa en Life Teen desde que el sacerdote Emili Marlès lo trajo a España en 2011. En estos años se ha extendido a 80 parroquias españolas y se ha verificado como un método capaz de renovar las comunidades a través de la catequesis a adolescentes y jóvenes. El sábado próximo la Delegación de Catequesis organiza una jornada formativa en el Mater Dei.

Leer más

Segorbe inaugura el ciclo de formación continua de los catequistas

El sábado 11 comenzó en Segorbe el ciclo de formación continua de los catequistas. El tema del primer trimestre es la iniciación cristiana, objetivo prioritario del Plan Diocesano de Pastoral en este curso. El mismo contenido se impartirá en la sesión de Vila-real el viernes que viene, 17 de noviembre, en la parroquia de Santa Sofía.

Leer más

La Trinidad reconvierte la catequesis en una pedagogía de encuentro con Cristo

La catequesis de iniciación cristiana de la parroquia de la Santísima Trinidad, en Castellón, se ha renovado este curso. Motivados por ofrecer un itinerario que favorezca el encuentro con Cristo, todo el recorrido asume la pedagogía de Oratorio de Niños. Comienza a los 4 años y se prosigue hasta los 12, a las puertas de la catequesis de confirmación. En los cursos centrales, entre los 6 y 8 años, se concentra la preparación específica para la primera comunión. En total participan unos 120 niños que han comenzado esta semana. Leer más

Catequesis de preparación para la Confirmación

Queridos diocesanos:

En las parroquias han comenzado en estos días o comenzarán en breve las catequesis. En pocas de ellas ha calado aún que la iniciación cristiana es un proceso continuado; son excepción las parroquias que ofrecen catequesis infantil y de postcomunión. En la mayoría de  los casos se ofrece la catequesis de primera Comunión y Confesión, y la catequesis de Confirmación. Centrándonos en la de Confirmación, la mayoría de los adolescentes y jóvenes que se acercan a recibirla han estado distanciados de la práctica de la fe en la comunidad cristiana, en muchos casos desde su primera Comunión.

Si queremos realmente ayudar a los adolescentes a prepararse para que el don del Espíritu Santo caiga en tierra buena y preparada, el primer objetivo de la catequesis de Confirmación ha de ser ayudarles a avivar y madurar su fe y vida cristianas. Hacia esto, que es lo principal, ha dirigirse en primer lugar la pastoral de la Confirmación.

Pero, ¿cómo ayudar a aquellos que, habiendo sido bautizados de niños y recibido la primera Comunión, han estado desde entonces habitualmente distanciados de la comunidad eclesial? ¿Cómo lograr que los adolescentes se sientan atraídos de lleno hacia la persona de Je­sús, el Señor Resucitado, y hacia el Evangelio como norma de vida, y cómo hacerles ver que esto les concierne personalmente, les pide conversión y adhesión de mente, corazón y vida a Cristo para seguirle en el seno de la comunidad eclesial?

Contando siempre con la ayuda de la gracia de Dios, que es quien mueve los corazones, la preparación a la Confirmación debe tener siempre un carácter catecumenal. Hay algunos criterios básicos, olvidados con frecuencia, que deberían ser tenidos en cuenta por todos: por los responsables de la catequesis -sacerdotes, catequistas y padres- y por los que se acercan a recibirla.

El primer criterio es de carácter personal: se trata de que cada adolescente pida  personal y libremente la catequesis porque está convencido de que quiere ser cristiano y desea recibir la Confirmación; es decir, que cree de verdad en Cristo, y quiere seguirle en el seno de la Iglesia para ser su testigo en la Iglesia y en el mundo. Para ello, antes de comenzar con la catequesis propia de confirmación, hay que dedicar un tiempo -el que sea preciso- al anuncio del kerigma, al primer anuncio, que suscite o avive el encuentro personal con el Señor, la conversión y adhesión de corazón a Él, su deseo de conocerle, amarle y seguirle, su propósito de dejarse cambiar la vida, de acercarse a la vida sacramental y de participar en la vida  comunidad cristiana. Antes de comenzar la catequesis de Confirmación hay que aclarar y depurar, en su caso, con cada uno el motivo por el que desea recibir la Confirmación; si el motivo no fuera lo indicado habrá que aconsejarle que lo mejor será dejarlo para más adelante.

En segundo lugar es necesario que el proceso sea personalizado, lo que no excluye la reuniones y actos catequéticos en grupo; pero cada catequizando ha de ser acompañado personalmente por el sacerdote y el catequista en su proceso de crecimiento en la fe y de vida cristiana (escucha de la Palabra, oración personal y comunitaria, participación en la Eucaristía dominical y en la Penitencia) así como en la maduración de su vida moral. Es un proceso evolutivo y evangélico, que ha de ser realizado con cada uno de los adolescentes.

Y, finalmente, este proceso ha de hacerse dentro de la co­munidad cristiana parroquial; y no sólo porque los candidatos han de participar asiduamente en la vida de la comunidad sino también porque la misma comunidad es responsable de la iniciación cristiana de sus miembros y está interpelada ante el acontecimiento de Pentecostés de la Confirmación, sin el cual se apagaría la Iglesia.

La preparación para la Confirmación implica, pues, que el adolescente desee de forma consciente, seria, libre y responsable orientar su vida, centrándola en Jesucristo. Esto pide de él verdadero interés, motivación recta, seriedad en el proceso, maduración en su fe y vida cristiana y compromiso eclesial.

Con mi afecto y bendición,

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Primer simposio de renovación eclesial

Javier Aparici, vicario de Pastoral, y Carlos Asensi, delegado diocesano de Catequesis, han participado esta semana en el primer Simposio Internacional Reforma y Reformas en la Iglesia. Uno de los ponentes ha sido el sacerdote James Mallon, referente en la renovación eclesial de las parroquias. Su libro “Una renovación divina” fue el material de trabajo que escogieron los sacerdotes participantes en el Foro para la nueva evangelización constituido en la Diócesis en enero.

Leer más