El Obispo de Segorbe-Castellón felicita la Navidad a los sacerdotes y delegaciones diocesanas en Castellón

Monseñor López Llorente ha felicitado las próximas fiestas de Navidad a numerosos sacerdotes de nuestra diócesis, así como a diversas delegaciones y entidades de nuestra provincia eclesiástica. El Obispo ha centrado el parlamento que ha dirigido a los presentes en dos desafíos: La transmisión de la fe a los hijos con la implicación de los padres y el mantenimiento de los pilares que sustentan una sociedad cristiana: Jerusalén, como garante de la Fe, Atenas como la civilización de la razón y Roma, como representante de la ley y el derecho.

El Obispo de Segorbe-Castellón ha lamentado, asimismo, la pérdida del sentido de la Navidad y ha manifestado que, pese a todo, el Evangelio sigue siendo necesario. “El Niño Dios es el que otorga la dignidad a la persona, sobre todo a los pobres”, ha remarcado. “Esta semana en la prisión –ha comentado- uno de los internos me decía que el Amor de Dios es el que te da la dignidad. De lo que se trata es recuperarla y dignificar nuestras vidas”.

En el breve discurso de felicitación a Don Casimiro, el Vicario General de la Diócesis, Javier Aparici, ha deseado a nuestro Obispo y a todos los asistentes una santa y alegre Navidad “que nos haga abrir los ojos y abandonar lo que es superfluo, para ver lo que es esencial, verdadero, bueno y auténtico”.

 

El Vicario General también ha aprovechado la felicitación navideña a Monseñor López Llorente para agradecerle su palabra y pastoreo en esta sociedad y en nuestra iglesia diocesana “para que la luz que viene de Cristo llegue a todos los hombres de nuestro tiempo, y vean con ojos de fe que la dignidad humana está enraizada en haber sido creados a imagen y semejanza de Dios, en ser portadores de una imagen divina en nosotros”.

Antes del parlamento, el Vicario General ha leído el Evangelio de la noche de Navidad (Lc 2,1-14). Los asistentes han cantado villancicos (“Adeste Fideles” y “Campana sobre Campana”) durante la Adoración al Niño Jesús, que ha sido ofrecido por Don Casimiro, que también ha otorgado su bendición a los presentes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.