La Diócesis crea un Fondo ante el Covid-19 dotado con una aportación inicial de 160.000 €

Además de las defunciones, contagios y otros efectos, la pandemia del Covid-19 está teniendo graves consecuencias económicas, laborales y sociales en muchas familias, especialmente entre aquellas más desfavorecidas que las sufren ya en el presente y miran con preocupación al futuro que se presenta realmente incierto. Según todos los pronósticos, las consecuencias socio-económicas y laborales se agravarán mucho más, una vez superada la pandemia. Por ello, la Diócesis creará un Fondo Diocesano que contará con una dotación inicial de 160.000 € y que estará gestionado por Cáritas.

En la carta de presentación, D. Casimiro López Llorente afirma que “como en otras ocasiones nuestra Iglesia diocesana no podía quedar indiferente ante esta situación” -un fondo parecido ya se había constituido a raíz de la crisis financiera del 2008-. La respuesta será el Fondo destinado a prestar ayuda a las Cáritas parroquiales, arciprestales o interparroquiales cuando no puedan cubrir con fondos propios las peticiones de personas o familias necesitadas (alimentos, suministros, vivienda, comedores, medicamentos….).

Ya desde el inicio de la pandemia, la Iglesia diocesana ha venido prestando su ayuda espiritual y humana a través de los capellanes de hospitales, de los sacerdotes y de los voluntarios de las parroquias, así como de las oraciones y otros gestos solidarios de conventos y comunidades religiosas. También las Cáritas diocesana, interparroquiales y parroquiales han estado prestando su ayuda desde el primer momento de la pandemia. “Pero las necesidades superan ya nuestras posibilidades económicas y serán totalmente insuficientes en un futuro próximo”, asegura el Obispo.

Gestión del Fondo

El Fondo estará gestionado por una comisión de Cáritas Diocesana en la que estarán representadas las parroquiales y arciprestales, voluntarios y técnicos, así como también el Ecónomo Diocesano. La dotación inicial proviene de la Diócesis (50.000€), Cáritas Diocesana (43.000€) y de la campaña “Ante el Coronavirus, dona. Cada gesto cuenta”, (67.000€). El Obispo expresa el agradecimiento sincero por la “generosidad de tantos particulares así como de entidades privadas, que a lo largo de estos últimos días están ejerciendo la caridad con aquellas personas más vulnerables a las consecuencias de la actual crisis”.

Para poder sostener el Fondo ante el aluvión de necesidades que previsiblemente llegarán, se mantendrán abiertas las siguientes cuentas bancarias para hacer donativos:

BANKIA                                ES78.2038.9939.94.6000418877

CAJAMAR                            ES20.3058.7346.49.2720002177

CAIXA BANK                      ES78.2100.2849.94.0210021629

BCO. SANTANDER             ES22.0049.2409.17.2514286412

Llamamiento a cofradías y asociaciones públicas

D. Casimiro López Llorente hace “un llamamiento muy especial a nuestros sacerdotes, diáconos y fieles laicos, a nuestras comunidades religiosas, asociaciones, movimientos y cofradías para que sean generosos con el Fondo”. Así mismo, invita a cofradías y asociaciones públicas de fieles a destinar a esta causa parte del presupuesto de los actos que  desgraciadamente se han suspendido. Este curso y el próximo, el objetivo específico pastoral de la labor de la Diócesis de Segorbe-Castellón es la caridad y la justicia social.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.