El Obispo nombra nuevos capellanes para asegurar la asistencia religiosa en los hospitales

El Obispo de la Diócesis ha asegurado el acompañamiento y atención espiritual en tres hospitales de la provincia donde los capellanes titulares no podían ir por prudencia a causa de su elevada edad. Por este motivo D. Casimiro López Llorente ha nombrado a otros sacerdotes que puedan realizar esta labor de forma interina durante el tiempo que sea necesario.

Al ser un apostolado específico, hay protocolos particulares propios al mundo sanitario. Éstos se hacen más específicos y necesarios en las condiciones de pandemia. El Delegado de Pastoral de la Salud, Eloy Villaescusa, los resume en mantener la prudencia necesaria. Con todo, reconoce que ahora “las visitas son cortas puesto que la mayoría son enfermos de coronavirus. Prácticamente se limitan a dar el sacramento sin entretenerse en grandes conversaciones”.

Cualidades del capellán de hospital

Eloy Villaescusa recuerda que las cualidades propias de un capellán de hospital son “tener un corazón y oídos abiertos, la caridad, la disponibilidad y estar presentes. Y también deseo de dar la consolación de Cristo con sensibilidad en la situación en la que estamos. Además, la oración es muy necesaria, porque es el Señor el que tiene que hacer la obra”. Junto con la atención a los enfermos y sus familiares, los capellanes también están a disposición del personal sanitario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.