I Jornada Mundial de los Pobres

“El amor no admite excusas”

(Papa Francisco)

El próximo domingo, 19 de noviembre, se celebra, por primera vez, la Jornada Mundial de los Pobres, establecida por el Papa Francisco tras el Jubileo de la Misericordia. Por este motivo, Francisco ha publicado un mensaje para este día en el que invita a abandonarse al amor de una manera auténtica, “no de palabra y de boca, sino de verdad y con obras”. Esta Jornada tiene como objetivo, en primer lugar, estimular a los creyentes para que reaccionen ante la cultura del descarte y del derroche, haciendo suya la cultura del encuentro. Al mismo tiempo, “es una invitación dirigida a todos, independientemente de su confesión religiosa, para que se dispongan a compartir con los pobres a través de cualquier acción de solidaridad, como signo concreto de fraternidad”, anuncia el Papa Francisco. “Dios creó el cielo y la tierra para todos; son los hombres, por desgracia, quienes han levantado fronteras, muros y vallas”.

El amor no admite excusas

El mensaje del Papa comienza así: «Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras». Francisco señala que estas palabras expresan un “imperativo que ningún cristiano puede ignorar”, ya que el que quiere amar como Jesús amó, ha de hacer suyo su ejemplo, especialmente cuando se trata de “amar a los pobres”. El Papa recuerda el modo de amar de Jesús, basado en dos pilares: “Dios nos amó primero, y nos amó dando todo, hasta su propia vida”.

La Iglesia, desde sus primeros días, se ha tomando muy en serio esta contante atención a los pobres, conforme a la enseñanza de Jesús. Los Hechos de los Apóstoles comienza explicando que Pedro pide que se elijan a siete hombres “llenos de espíritu y de sabiduría para que se encarguen de la asistencia a los pobres”, y en otro pasaje cuenta: “Vendían posesiones y bienes y los repartían entre todos, según la necesidad de cada uno”. Estas palabras muestran la profunda preocupación de los primeros cristianos.

Un ejemplo clave es San Francisco de Asís, que no se limitó a abrazar y dar limosna a los más necesitados, sino que se fue a vivir con ellos. Él, precisamente porque mantuvo los ojos fijos en Cristo, fue capaz de reconocerlo y servirlo en los pobres. Y es que para los cristianos, explica el Papa, los pobres no son una buena obra semanal o tranquilizadores de conciencia. “Si realmente queremos encontrar a Cristo, es necesario que toquemos Su cuerpo en el cuerpo llagado de los pobres”. Y esto requiere “tender la mano a los pobres”, “encontrarlos”, “mirarlos a los ojos”, “abrazarlos, para hacerles sentir el calor del amor que rompe el círculo de soledad”.

La pobreza como actitud

El Papa Francisco explica también en su carta que la pobreza es, por otra parte, una “actitud del corazón”, que nos ayuda a no considerar el dinero, la carrera, los lujos, la fama, el prestigio o la sabiduría como objetivos en la vida y condiciones para alcanzar la felicidad. “La pobreza significa un corazón humilde que sabe aceptar la propia condición de criatura limitada y pecadora para superar la tentación de omnipotencia, que nos engaña haciendo que nos creamos inmortales”, comenta el Papa.

Una actitud de pobreza nos ayuda a cargar libremente con nuestras responsabilidades personales y sociales, a pesar de nuestras limitaciones, “confiando en la cercanía de Dios y sostenidos por su gracia”.

Organizar momentos de encuentro y de amistad

El Papa Francisco invita a las comunidades cristianas a organizar, con motivo de la Jornada del día 19, “momentos de encuentro, de amistad, de solidaridad y de ayuda concreta”. “Podrán invitar a los pobres y a los voluntarios a participar juntos en la Eucaristía de ese domingo, de tal modo que se manifieste con más autenticidad la celebración de la Solemnidad de Cristo Rey del universo”. En ese domingo, si en nuestro vecindario viven pobres que solicitan protección y ayuda, “acerquémonos a ellos: será el momento propicio para encontrar al Dios que buscamos”, invita Francisco.

Además, el Papa insiste en que el fundamento de las diversas iniciativas concretas que se lleven a cabo durante esta Jornada “sea siempre la oración”: “No hay que olvidar que el ‘Padre nuestro’ es la oración de los pobres”.

“Invito a toda la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad a mantener, en esta Jornada, la mirada fija en quienes tienden sus manos clamando ayuda y pidiendo nuestra solidaridad”.

La Diócesis de Segorbe-Castellón en la Jornada

La Diócesis de Segorbe-Castellón quiere implicarse también en esta Jornada, y para ello, Cáritas va a invitar a los párrocos a que celebren esta Jornada en sus parroquias con una Eucaristía. Además, se les va a hacer llegar la carta del Papa, el subsidio litúrgico de la Conferencia Episcopal y Cáritas España, y un guion para la liturgia.

Además, la Pastoral Caritativa-Social vaa a hacer llegar a las parroquias un documento clave para este día: un análisis de la realidad de la pobreza que existe en la Diócesis. Sólo en la Comunidad Valenciana, el índice de pobreza y exclusión social afecta a 1.513 personas, según el VII informe “El estado de la Pobreza en España 2008-2016”.

La acción de esta Jornada, junto con el Día de las personas sin hogar que se celebra día 26, Cáritas lo ha plasmado en una serie de actos que tendrán lugar del 20 al 26 de noviembre.

  • Jueves 23, a las 12h:

Flashmob. “Derribemos el muro de los no derechos”, en la estatua Jaume I, en Huerto Sogueros de Castellón.

  • Viernes 24, a las 12h:

Flashmob. “Derribemos el muro de los no derechos”, en la Plaza Mayor de Vila-real.

  • Domingo 26, a las 19h:

Eucaristía. Presidida por D. Casimiro López Llorente, en la Arciprestal San Jaime de Vila-real.

  • Martes 28, 18:30h:

Mesa Redonda. “Somos Personas. Tenemos derechos”, Mesa Técnica de Personas Sin Hogar de Castellón, en el Edificio Menador, Plza. Huerto Sogueros de Castellón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *