Infancia misionera

La Infancia Misionera convoca a 500 niños en el Mater Dei

El Encuentro Diocesano de la Infancia Misionera es siempre una fiesta. Este sábado se han reunido 500 niños de más de 20 parroquias, colegios y entidades de diversas poblaciones para esta jornada organizada por la Delegación Diocesana de Misiones y que tenía por lema “Con Jesús, a Belén. ¡Qué Buena Noticia!”. El día ha comenzado con la celebración de la eucaristía. En la homilía el Obispo se ha centrado en tres palabras: ir, encontrar y anunciar.

Durante la eucaristía se ha rezado por el pequeño Julen Roselló, cuyo cuerpo han encontrado los equipos de rescate en el fondo del pozo donde cayó hace doce días en Totalán. Todos lo conocían, pero muchos no sabían la noticia aún cuando Mons. Casimiro López Llorente ha hecho una oración por él: “Vamos a pedir, que seguro que es así, para que Jesús que vive porque ha resucitado y está en la vida eterna, también a él le de la felicidad para siempre”. 

En primer lugar ha invitado a pequeños y mayores a “ponerse en marcha, saliendo de nuestra comodidades”. “¿Para qué?”, se preguntaba Mons. López Llorente: “Para encontrarse con Jesús”. Y el lugar por excelencia es la misa, para que Cristo “nazca en nosotros, cambie nuestro corazón y podamos amar a los demás”. Así se llega al tercer paso: anunciar a los demás el encuentro con Jesús, como hicieron José y María con los pastores y los magos.

Al acabar la ceremonia religiosa, los participantes han pasado por activades organizadas por las parroquias de San Jaime y Santos Evangelistas de Vila-real, y Ntra. Sra. de los Ángeles de Bechí, junto con la Consolación y la ONG Ameáfrica.Los talleres de esta edición se han centrado en la infancia de Jesús – anunciación, llagada a Belén y epifanía-.

La Infancia Misionera da fe que “los niños ejercen como pequeños misioneros y desde su humildad, creatividad y sencillez, son protagonistas de la Evangelización”. Así lo vivió el obispo Forbin-Janson en 1843 cuando acudió a los niños de su diócesis en Francia para ayudar a sus semejantes necesitados en China. Solo nueve años después, la iniciativa llegó a España de la mano de la reina Isabel II. En 1922, el Papa Pío XI la hizo suya y le dio el carácter de Pontificia.Para favorecer el despertar y compromiso misionero, este año la Infancia Misionera inicia un recorrido que durará cuatro cursos siguiendo el crecimiento de Jesús. El primero comienza en Belén. El objetivo es descubrir el sentido misionero de la Buena Noticia del nacimiento del Mesías. Los años siguientes se presentarán la huida a Egipto con el lema “Siempre en marcha”, la vida en Nazaret como “Somos familia”, y la peregrinación a Jerusalén como “Tenemos una misión”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.