La Basílica de la Mare de Déu del Lledó vuelve a abrir sus puertas

Ayer, jueves 21, la Basílica de la Mare de Déu del Lledó volvió a abrir sus puertas a los fieles tras 68 días cerrada. A pesar que el resto de iglesias pudieron volver a acoger a los fieles -dentro de las medidas de seguridad fijadas- desde el lunes, el templo de la patrona de la ciudad de Castellón tuvo que esperar a la orden del Ayuntamiento, que es el propietario. A las 9 de mañana los celadores abrieron las puertas mientras volteaban las campanas.

La Basílica ha dispuesto medidas para evitar contagios, como explicaba el prior, Josep Miquel Francés: “A partir de ese momento los fieles deberán guardar, como en otras partes, las extremas y necesarias medidas higiénicas y de seguridad“. Dentro del respeto de estas medidas, la presencia de personas fuera incesante durante toda la jornada.

“Mirar con más fe y devoción a María”

Durante las semanas de confinamiento, la Basílica ha mantenido el culto, que se ha retransmitido por una televisión local cada día. El día de la fiesta, el 3 de mayo, el Obispo presidió la Eucaristía con una mínima representación de la cofradía y les camareres. En la homilía, D. Casimiro López Llorente aseguró que “precisamente en estos momentos hemos de mirar con más fe y devoción a María. Como rezaba san Bernardo, si te encentras con los arrecifes de la tribulación, mira a la estrella e invoca a María; en los peligros, en las angustias, en las dudas, -y añado en la tragedia de la pandemia- piensa en María, invoca a María”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.