Los profesores de religión concluyen un curso con más alumnos pero con la asignatura cuestionada

A los pies de San Pascual Baylón, patrón de la diócesis de Segorbe-Castellón, los profesores de religión han celebrado una eucaristía de acción de gracias y de oración. Se concluía así un curso que si por una parte comenzaba con un aumento de alumnos (el 55,82% de inscritos en todos los niveles), al mismo tiempo ha sido necesaria una “campaña de concienciación porque se cuestionaba la asignatura”, ha declarado el Delegado diocesano, Mauro Soliva.

 

Por primera vez se ha acudido al Santo de la Eucaristía para pedir que, como Pascual, “el Señor sea el centro y nos ayude a vivir desde Él dando testimonio a los alumnos”, explicaba Soliva. La celebración estuvo presidida por el vicario de pastoral, y párroco de San Jaime de Vila-real, D. Javier Aparici.

 

A nivel interno, los 446 profesores de religión, de los que 158 ejercen en centros de titularidad estatal, han tenido varias sesiones de formación en diversos temas académicos y de fe, además de unos ejercicios espirituales en el Desierto de las Palmas. La Delegación diocesana está preparando el programa para el curso próximo. Al mismo tiempo, se trabaja con la perspectiva de que uno de los principales retos sea asegurar las horas lectivas de religión en los centros, y al mismo tiempo seguir defendiendo la existencia de los concertados como garantía constitucional de la libertad de elección de los padres.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *