Encuentro Diocesano de Catequistas: Servidores del evangelio de la Caridad

El encuentro ha congregado hoy a los catequistas de la diócesis en el Seminario Mater Dei, donde han podido profundizar, junto al Obispo, en el evangelio de la Caridad en la catequesis.

Carlos Asensi, delegado diocesano de Catequesis, ha recordado la importancia del evento, «es muy importante que todos los catequistas que vivimos la fe y la transmitimos a los demás, nos juntemos en un encuentro para sentirnos acompañados y apoyados, y también reforzados por la Eucaristía con la que ha empezado el encuentro». «Si no llegamos al Señor con el corazón, si no nos encontramos con Él, de nada va a valer la catequesis  y esa transmisión» ha añadido.

En la homilía, Casimiro López Llorente ha hecho hincapié en tres palabras: conversión, seguimiento y misión. «Nosotros somos los primeros que estamos llamados a la conversión, que significa volver la mirada y el corazón al Señor para que Él ocupe el centro de nuestra vida, como cristianos, como catequistas y como pastores, lo que comienza con un encuentro personal».

«La conversión ordena nuestra vida, y nos lleva a la reconciliación, en la que Él sana y cura  nuestras heridas para que el seguimiento esté centrado en el Señor, lo que nos ayuda en nuestra tarea y en nuestra misión de llevar y acompañar a otros al encuentro personal con Él», decía.

 

 

 

Tras la Eucaristía, el rector del Seminario Mater Dei, Juan Carlos Vizoso, ha expuesto el tema de reflexión, para lo que ha señalado varias características del catequista con respecto a la caridad, y extraídas del episodio de la revelación de Cristo resucitado a los discípulos de Emaús.

«Hacer descubrir la caridad al catequizando parte de tratarlo y acompañarlo desde la caridad, y es una verdad del corazón humano que difícilmente puede abrazar quien no se siente abrazado, de ahí que las manifestaciones de caridad de Cristo en su catequesis camino de Emaús sean el modelo de un catequista» ha explicado Vizoso.

Las características del catequista que ha nombrado son:

  • Hacerse presente en la tristeza y los límites de los catequizandos.
  • Iluminar la historia, y por ello también las cruces del niño o del joven haciéndolas gloriosas.
  • Ser instrumento para encender el corazón, ya que nuestro entusiasmo es el medio con el que el Espíritu es capaz de reavivar el corazón de los catequizandos. “Reaviva el carisma que hay en ti” pide San Pablo a Timoteo.
  • Y descubrir a Cristo en la Eucaristía y el perdón que sana. A los discípulos se les hace evidente la presencia de Cristo, y eso les lleva al deseo de reconciliación, manifestado en la vuelta urgente a la comunidad/familia de la fe.

Una vez finalizada la charla se ha realizado el trabajo por grupos, cada uno de ellos moderado por alguna de las diferentes realidades presentes en la diócesis, como son, entre otros, el oratorio de niños pequeños, Teen Star, catequesis de postcomunión, catequesis prematrimoniales, catequesis de iniciación cristiana, o el Centro Diocesano de Orientación Familiar, con el objetivo de sacar algunas conclusiones concretas con las que transmitir el amor de Dios.

Este completo programa ha concluido con la puesta en común y con varios testimonios de actividad catequética relacionada con la caridad.

 

Nuevo encuentro de curas jóvenes en Torreblanca

Una veintena de curas jóvenes de la diócesis se reunieron ayer en la parroquia de San Bartolomé de Torreblanca, junto al Obispo, para escuchar al sacerdote Jaime Sancho Andreu, rector de la Real Basílica de Nuestra Sra. de los Desamparados de Valencia.

Sancho habló del modo en el que la Liturgia general de la Iglesia, pero sobre todo la eucarística, fomenta en los fieles la Caridad, objetivo pastoral central de este año, fundamental en el encuentro personal con Dios, y para el amor y la comunión con los demás.

Según ha explicado, a través de la Liturgia se estimulan varios principios, como el de la dignidad de la persona y el de igualdad, así como el de subsidiaridad y el concepto del bien común.

El Obispo de San Sebastián clausura el ciclo de conferencias “Sexualidad y amor humano” en el Seminario “Mater Dei” de Castellón

El próximo viernes 21 de junio, los Jóvenes en el Corazón de Cristo por María celebrarán la clausura del ciclo de conferencias “Sexualidad y amor humano” que han estado organizando durante todo este curso, y que contará con la presencia de Monseñor José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián. El acto, que comenzará a las 18:15 y finalizará a las 22:00 horas, se celebrará en el Seminario Mater Dei. Leer más

Los sacerdotes jóvenes de la diócesis se reúnen con Don Casimiro en Betxí

Monseñor López Llorente ha celebrado su reunión mensual con los sacerdotes jóvenes de la diócesis en la localidad de Betxí, en el pórtico de las celebraciones litúrgicas de Semana Santa. El ponente elegido para compartir esta jornada ha sido José Pedro Manglano, sacerdote valenciano e impulsor de “Hakuna”, una asociación privada de fieles que comparten la fe y siguen a Cristo en la Eucaristía, y que ha disertado sobre la santidad sacerdotal. Leer más

Éxito del Encuentro Ecuménico Nacional celebrado en nuestra diócesis

El delegado diocesano de Ecumenismo, Nuno Vieira, ha valorado positivamente la celebración del Encuentro Ecuménico Nacional ACEMU en nuestra diócesis los pasados 16 y 17 de marzo en el Desierto de las Palmas y ha destacado la importancia del conocimiento mutuo entre las distintas comunidades cristianas, “que nos ayudará también a profundizar en la relación de unos con otros”. Durante dicho encuentro se ha hablado de los desafíos comunes que existen en torno al secularismo y la defensa de los valores cristianos y “todas las iglesias son unánimes en constatar esa dificultad y ese reto”. Leer más

Don Casimiro celebra la tradicional reunión mensual con los sacerdotes jóvenes de la Diócesis

Monseñor López Llorente ha celebrado su tradicional reunión mensual con el clero joven de nuestra diócesis. En esta ocasión, nuestros sacerdotes se han reunido con el Obispo de Segorbe-Castellón en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva de Castellón y han reflexionado sobre la importancia de la Penitencia. Don Jaime Sancho, rector de la Basílica de la Mare de Déu dels Desamparats, ha sido el encargado de impartir la charla formativa y ha comenzado glosando para los presentes los momentos y autores más importante en la historia de la dicho sacramento, a fin de comprenderlo y reactivarlo en el momento presente.

Leer más

Mons. López Llorente se reúne con profesores y párrocos de los dos arciprestazgos de Castellón

Monseñor López Llorente se reunió los pasados 19 y 20 de febrero con los profesores de religión y los párrocos de los dos arciprestazgos de la capital de La Plana – Santa María de Lledó y Santísima Trinidad– con motivo de la visita pastoral que ha realizado a dichos territorios. El principal objetivo de dicho encuentro fue alentar pastoralmente a los dos grupos para que haya una mayor relación entre ambos y crezca, así, el apoyo mutuo en la tarea de formar cristianos creyentes y discípulos misioneros. Leer más

Todo preparado para el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar en Castellón

El próximo sábado 2 de febrero se celebra el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar en el Seminario “Mater Dei” de la capital de La Plana, que ha sido convocado por el Obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, Monseñor López Llorente, como preparación del Congreso Nacional del Laicado, que tendrá lugar en Madrid en 2020.

El programa de esta fase precongresual comenzará a las 10:00 horas con la acogida de los participantes y la entrega de documentación para las sesiones. A continuación, sobre las 10:30, se rezará una oración, se saludará a los presentes y se presentará el encuentro. A las 11:00 horas está prevista la ponencia “Laicos: Discípulos-misioneros”, que pronunciará Monseñor Salinas Viñals, obispo auxiliar de Valencia y presidente de la Comisión Episcopal del Apostolado Seglar (CEAS) de la Conferencia Episcopal Española.

Seguidamente, a las 12:30, se celebrará el plenario del Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar, en el que se escuchará a los laicos de la diócesis, se hablará de los distintos caminos de santidad y se plantearán los primeros objetivos de cara al mencionado congreso que tendrá lugar en la capital de España el año que viene. La jornada finalizará con información de la Delegación de Apostolado Seglar de nuestra diócesis y una comida de hermandad.

Francisco Pérez, delegado diocesano de Apostolado Seglar de la diócesis de Segorbe-Castellón, ha manifestado que el encuentro del próximo sábado 2 de febrero “es un momento de comunión de toda la iglesia diocesana” y -como nos ha recordado nuestro Obispo en su carta pastoral ‘Es la hora de los laicos’- “también de oración y de reflexión sobre la responsabilidad y tareas de los laicos en la misión en la Iglesia y, de modo particular en lo que les es específico, en el mundo”. Esperamos que haya buena acogida y que sea un momento de “nuevo aliento para el laicado de nuestra diócesis con miras también al congreso que se celebrará en Madrid en 2020”, ha concluido.

El encuentro de Apostolado Seglar es una invitación de Monseñor López Llorente “a todo el Pueblo de Dios de Segorbe-Castellón; vale pues para todos: laicos, consagrados, diáconos permanentes y sacerdotes. Vale, en primer lugar, para todos los laicos –hombres y mujeres-, especialmente para los jóvenes, estéis asociados o no; vale para los miembros de movimientos apostólicos y nuevos movimientos, de cofradías y hermandades y de otras realidades eclesiales, incluidas las que no se consideran movimientos; y, vale, por supuesto, para catequistas, profesores de religión, profesores cristianos, visitadores de enfermos, voluntarios de Cáritas, monitores de tiempo libre, etc. Que nadie se sienta excluido”.

Monseñor López Llorente: “La unidad es un don que Dios concede y por el que hemos de suplicarle constantemente”

Monseñor López Llorente ha presidido la clausura del octavario de oración por la unidad de los cristianos, que se ha celebrado en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de La Vall d’Uixó, en el que ha destacado que la unidad no es algo que vamos a lograr con nuestras propias fuerzas, sino “un don que Dios nos concederá, que hemos de suplicar constantemente. Dios sabe bien lo que necesitamos, pero –como dice san Agustín- cuando se lo pedimos, va brotando y creciendo en nosotros el deseo de lo que suplicamos, que –a su vez- nos lleva a convertirnos al Señor para que Él nos purifique de todo aquello que nos separa”, ha manifestado.

En el encuentro celebrado en la localidad de la Plana Baja, también han participado el Padre Nicolae Ionita, párroco Ortodoxo de Castellón, el Padre Agustín Malita, vicario de la Parroquia Ortodoxa de Vila-real y el Pastor de la Iglesia Evangélica, Comunidad en el Camino de La Alcora, Joseph Whitaker, bajo el lema “Actúa siempre con toda justicia” (Dt 16, 18-20), elegido este año por la comunidad de cristianos de Indonesia, una sociedad mayoritariamente musulmana en la que las confesiones cristianas son minoritarias y que, sin embargo, se han unido para trabajar en momentos de desolación, de terremotos, de inundaciones, para que los más necesitados no quedaran marginados.

De izquierda a derecha: Monseñor López Llorente, el Padre Nicolae Ionita y el Padre Agustín Malita.

El Obispo de Segorbe-Castellón ha tomado como ejemplo el caso indonesio para resaltar la justicia que los cristianos de todas las confesiones e iglesias hemos de tener con los más pobres, que nos invitan a unirnos para trabajar “en la atención de aquellos que menos tienen y para que se asiente, en el corazón de nuestros fieles, ese ser justos con aquellos que más lo necesitan”. Precisamente, Don Casimiro, ha centrado su intervención en la idea de justicia, de la que ha destacado tres perspectivas. En primer lugar, la justicia con Dios, al que debemos agradecer “los dones que hemos recibido, siguiendo sus caminos que llevan a la vida, que significa devolverle con corazón agradecido una parte de todo lo que nos ha otorgado”.

Junto con la ya mencionada justicia con los pobres, Monseñor López Llorente ha destacado una tercera dimensión de esta virtud: ser justos los unos con los otros, reconociendo que la iglesia católica, la iglesia ortodoxa y las comunidades protestantes, “hemos recibido unos dones que hemos de valorar, compartir, porque nos van a enriquecer”. Asimismo, el máximo representante de la iglesia católica en la diócesis de Segorbe-Castellón ha abogado por la necesidad de pedir perdón, de conocernos. “Muchas veces –ha resaltado- los prejuicios nos impiden acercarnos al otro para valorar, respetar, acoger y compartir. Ser justos los unos con los otros para poner nuestro granito de arena en ese camino hacia la unidad”.

Otras intervenciones

Por su parte, Nuno Vieira, delegado de Ecumenismo de la diócesis, ha destacado que “nuestra vocación como miembros del cuerpo de Cristo es perseguir y encarnar la justicia”, ya que “nuestra unidad en Cristo nos da fuerza para tomar parte en la lucha más extensa para promover también la dignidad de la vida, alabando al que nos une mientras abrimos el corazón al don de la unidad”.

El Padre Nicolae Ionita, párroco ortodoxo de Castellón, ha invocado en la oración de arrepentimiento la misericordia de Dios, que nos ha enseñado a actuar con justicia y por el que somos conscientes que, en nuestro ministerio, algunas veces actuamos injustamente con las personas que nos ha encomendado, dando prioridad a los que son más cercanos e ignorando a los pobres, a los oprimidos y usando mal los recursos de la Iglesia.

Los participantes de las distintas confesiones cristianas, unidos en la proclamación del Evangelio.

Asimismo, Joseph Whitaker, Pastor de la Iglesia Evangélica, Comunidad en el Camino de La Alcora, también durante la oración de arrepentimiento, ha implorado el perdón del Dios del amor porque, pese a que nos ha enseñado a amarnos los unos a los otros como signo de que somos sus discípulos, hemos fallado a la hora de vivir este mandamiento, considerando a los miembros de las otras iglesias como rivales, excluyendo a los que no comparten nuestro punto de vista y levantando entre nosotros muros que nos dividen.
El acto de clausura del octavario de oración por la unidad de los cristianos ha concluido con la bendición del Obispo de Segorbe-Castellón y un ágape que ha servido como colofón a una semana de oración que comenzó el pasado 18 de enero en Torreblanca.

Los sacerdotes jóvenes ganan el Jubileo Vicentino en La Vall d’Uixó

El clero más joven de la Diócesis de Segorbe-Castellón ha celebrado su tradicional reunión mensual, que ha tenido lugar en la localidad de La Vall d’Uixó, y a la que también ha acudido Monseñor López Llorente. En esta ocasión, los organizadores han elegido la ermita dedicada a San Vicente Ferrer situada en la localidad de la Plana Baja -un templo construido por los Padres Dominicos para venerar al santo valenciano de su Orden, que data del siglo XVII- y en la que han aprovechado también para ganar el Jubileo Vicentino.

La jornada ha dado comienzo a las 11:00 horas de la mañana con una charla sobre la Epifanía y su significado en la vida del presbitero, impartida por el rector del “Redemptoris Mater”, Pablo Vela. Este sacerdote ha destacado que el movimiento hacia la gruta de Belén, tanto de los pastores como de los Magos de Oriente, estuvo motivado por algo venido del Cielo y que, como ocurre con el ministerio sacerdotal, todo les fue dado como un regalo, e instó a sus hermanos presentes a verse necesitados del Niño-Dios para manifestarlo al mundo.

Pablo Vela en un momento de la charla.

Seguidamente, los asistentes a la reunión fraternal han rezado la hora intermedia y han cantado el “Te Deum” para agradecer al Señor las gracias recibidas en 2018 y para encomendarle las intenciones de los presentes y de todos los miembros de nuestra comunidad diocesana en este año que comienza. Asimismo, los sacerdotes más jóvenes de la diócesis participaron en una “rueda de experiencias” con la que se ha pretendido evaluar el estado actual de su vocación y observar detenidamente en qué puntos deben insistir y cuáles son los que tienen que mejorar.

Los asistentes comieron en un “maset” propiedad de unos feligreses de La Asunción.

La reunión mensual finalizó con una comida de fraternidad que se celebró en un maset propiedad de Pascual y Pedro, ambos feligreses de la Parroquia de la Asunción de la Vall. El clero reunido en la Ermita de Sant Vicent Ferrer ha estado atendido en todo momento por miembros de L’Associació Vicentina de La Vall d’Uixó, que se dedican a la difusión del santo valenciano y a la conservación del mencionado templo.

Don Casimiro y los sacerdotes jóvenes posan junto con las “vicentinas” que posibilitaron que la reunión fuera todo un éxito.