Mater Dei, abierto por vacaciones

Cuando el curso acaba y seminaristas, alumnos y profesorado comienzan las vacaciones, el Seminario Diocesano Mater Dei entra en un periodo de intenso trabajo como residencia de verano. Este año se acogerán seis grupos y parroquias, además de tres centenares de residentes, familias o personas solas, que en algunos casos hace décadas que vienen a esta casa de diocesana. El administrador, José Poves, declara que “aunque supone sacrificio y esfuerzo, abrir el Seminario en verano es una misión muy gratificante”.

La temporada comenzó en junio con los 36 participantes en el campamento de monaguillos. En julio están alojados 193 alumnos de los colegios claretianos de Valencia y Madrid. Y mientras, en la sala reservada a los seminaristas porque las aulas de teología se usan para actividades, se imparten las clases intensivas para los candidatos al diaconado permanente.

 

En la segunda quincena llega la Fundación Ntra. Sra. del Camino, con un grupo de 60 personas con diversas discapacidades psicológicas. En su pedagogía, algunos de los monitores tienen también discapacidades. Los responsables de esta entidad de Madrid han manifestado en repetidas ocasiones desde hace cinco años su agradecimiento a la acogida y atención prestada por el Mater Dei.

 

En agosto, el Proyecto Nazareth para jóvenes madres solteras y sus hijos, organizado por la Comunidad de las Bienaventuranzas, también repetirá por quinto año consecutivo. Al mismo tiempo, llegan nuevas asociaciones: la Fundación Síndrome de Down de Madrid, o la parroquia de Santa Benedicta de la Cruz, también de Madrid, que organiza unas convivencias parroquiales con 250 fieles.

 

Los veraneantes tienen a su disposición diversas actividades culturales y lúdicas, además de la misa diaria y charlas religioso-artísticas. Al servicio de todos está el equipo de trabajadores del Mater Dei, que a los 20 de plantilla suma una decena más en esta época. José Poves reconoce el gran trabajo del personal: “Entienden muy bien dónde están y el servicio que hay que dar. Y la gente lo nota”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *