El Obispo celebra la Virgen de la Cueva Santa con los seminaristas e invita a fijar en ella la mirada al inicio del curso

En la carta de invitación a la fiesta de la Virgen de la Cueva Santa, Mons. Casimiro López Llorente recordaba que desde su llegada a la Diócesis no había faltado ningún año a la cita con la Patrona de Segorbe-Castellón en Altura. Sin embargo esta vez las inclemencias climatológicas han obligado a suspender la Misa en el Santuario. De todos modos, las parroquias celebran durante la jornada esta fiesta diocesana. El Obispo, por su parte, ha presidido la Eucaristía en Castellón con los seminaristas del Mater Dei, del Redemptoris Mater y del Menor.

Al final de la celebración, los despedía invitando a “mirar a María teniendo dentro al Señor, y que como ella seamos personas que escuchan, preguntan y se muestran disponibles a la voluntad del Señor a lo largo de este curso que ahora comenzamos”. Mons. Casimiro López Llorente recordaba así tres actitudes de la Virgen que se encuentran en el evangelio de la fiesta: escuchar, preguntar y mostrarse disponible.

Escuchar, preguntar, disponibilidad

En primer lugar se precisa el silencio interior para escuchar la voluntad de Dios: “Si estáis aquí –decía a los seminaristas- es porque habéis sentido una llamada que hoy está madurando”. En segundo lugar, como María, es necesario preguntar: “Tenéis que preguntar para madurar a nivel personal y comunitario”, recomendaba a los jóvenes al tiempo que señalaba al equipo de formadores como los “ángeles que el Señor ha puesto en vuestro camino para ayudaros a discernir”. Por último, el Obispo ha exhortado a estar disponibles para “seguir los pasos de Jesús, ser felices y crecer en unión con él”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.