Me apunto a Religión

“Hay un tópico que se ha extendido mucho en la sociedad actual que presenta la clase de Religión como si fuera un privilegio que tienen las confesiones religiosas o los grupos sociales y que el Estado concede. En realidad, la Constitución Española es clara en su artículo 27, donde habla de la educación, y dice taxativamente que son los padres los que tiene el derecho de educar a sus hijos según sus propias convicciones morales y religiosas, por tanto no es un privilegio, sino un derecho”, aseguró hace unos días el Presidente de la Conferencia Episcopal Española de Enseñanza y Catequesis, don César Franco. En razón de ese derecho, está estipulado que los centros educativos tienen la obligación de ofrecer la asignatura de Religión, aunque luego son los padres o los alumnos los que tienen la libertad evidente de escogerla.

¿Sabes qué tiempo litúrgico estamos viviendo ahora? ¿Quién es Mahoma? ¿Sabes qué es la Pascua? ¿Conoces el Olentzero? ¿Qué es la Janucá? ¿Qué está pasando en Oriente medio?

La Conferencia Episcopal Española acaba de presentar su Campaña “Me apunto a Religión“, a través de la cual anima a los padres y alumnos de entre 13 y 17 años a escoger la asignatura de Religión para continuar con sus estudios el próximo curso.

Y los motivos son sencillos. Porque es importante dar respuesta a las preguntas que se acaban de plantear, entre muchas otras. Las religiones han estado presentes a lo largo de la historia y han configurado las sociedades y pueblos. Son esenciales para entender cómo está organizado el mundo. Si nos detenemos a observar el arte, la expresión artística de cualquier tipo: arquitectura, pintura, escultura o literatura, todas tienen una connotación religiosa de la que no se puede prescindir.

La vida cristiana, presente en la península ibérica desde hace veinte siglos, ha configurado las tradiciones culturales y las costumbres de millones de españoles. Y lo sigue haciendo. Conocer las religiones que han convivido y conviven en nuestra tierra permite comprender el sentido profundo de muchas expresiones culturales.

Y si dejamos de viajar en el tiempo y nos detenemos a mirar el presente, es fácil encontrarse con que desde nuestro nacimiento, lo primero con lo que nos encontramos es con nuestra familia, y ésta se comprende mejor conociendo los principios cristianos, y dan lugar a sociedades que se abren al bien de la humanidad entera, así como el valor de la persona humana o la importancia del trabajo.

Es por eso que los obispos, a través de la Conferencia Episcopal Española, animan a los padres a “hacer uso del derecho que tienen a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral católica en la escuela”, ya que “es a ellos a quien corresponde la educación de sus hijos y no al Estado”.

Motivos por los que apuntarse a Religión:

Libertad para elegir: Religión es la única asignatura que puedes elegir estudiar cada año. Si la eliges, puedes conocer mejor el sentido de la vida, el origen del arte y la cultura, el valor de cada ser humano. Elegir religión te permite conocer mejor para ser más libre.

Visión plural de la sociedad: es una asignatura para debatir, dialogar sobre nuestra sociedad y sus valores, sobre las grandes cuestiones de la persona humana, sobre cómo construir un mundo mejor.

No mide tu fe, sino tu conocimiento: no se te pregunta por tus creencias, sino sobre por el contenido de la asignatura. El respeto a la libertad del alumno es total, porque la fe es un acto de la libertad de la persona.

Fomenta el respeto y la tolerancia: la clase de Religión te ayuda a conocer la persona humana, su valor y su dignidad. Por eso fomenta la solidaridad, la tolerancia, el respeto, el compromiso, la atención a los más necesitados, la búsqueda de la justicia…

Aporta valores humanos esenciales: Jesús de Nazaret nos enseñó un estilo de vida que vale la pena conocer. Él es el gran maestro de la humanidad que nos enseña a ser personas que buscan el bien, la verdad, la belleza…

Ayuda a comprender el mundo en el que vives: las tensiones de Oriente Medio, el liderazgo del Papa Francisco, la necesidad del cuidado de la Naturaleza, la preocupación por los refugiados, la persecución sistemática de los cristianos en Oriente y África o las causas del terrorismo son afrontadas en esta asignatura.

 

Ver Campaña de la Diócesis de Segorbe-Castellón aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.