Monseñor López Llorente administra el Sacramento de la Confirmación a dos internos del centro penitenciario de Albocácer

Don Casimiro López Llorente, Obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, ha administrado el pasado martes 27 de noviembre el Sacramento de la Confirmación a dos internos del Centro Penitenciario de Albocácer. Ambos confirmandos refuerzan, así, su compromiso de la Fe en un entorno de privación de libertad exterior mediante la recepción de este sacramento, que les ayudará a experimentar una unión más íntima con la Iglesia y recibir –así- el don de la sabiduría y la fortaleza del Espíritu Santo, que Dios ha colocado en su interior.Los dos confirmandos mostraron su alegría después de recibir el sacramento, tras un año de intensa preparación. Se trata de dos personas muy reflexivas, que entienden muy bien lo que significa la recepción del Sacramento de la Confirmación.

Uno de ellos ha manifestado que lo que le ayudó a decidirse fue  la Fe y la espiritualidad que le inculcaron desde muy joven en su entorno familiar, “que es el mejor legado que pueden transmitirte tus padres”. En el caso del segundo, fue el capellán del centro penitenciario, Jordi Mas, el que le ha animado a dar “este paso tan importante para mi vida espiritual, que me ayudará a asentar el compromiso con El Señor y divulgar y defender la Fe desde mi posición y circunstancias actuales”.

Una catequesis para otros internos

“El hecho de que dentro de la cárcel uno quiera confirmarse, hacer público su compromiso como católico, es una catequesis para el resto de compañeros”, afirma Sonia Barreda Prades, delegada de Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Segorbe-Castellón. “Además-continúa- conviene recordar que a la catequesis han asistido otros internos más que no se han confirmado por el régimen de conducciones, traslados y de puesta en libertad propio de cualquier institución penitenciaria, no por voluntad propia. Que acaben el periodo de formación es difícil, pero no porque abandonen, sino por la singularidad del centro penitenciario”, concluye.

A la ceremonia asistieron 70 personas entre las que se encontraban los sacerdotes que concelebraron con Don Casimiro –José Miguel Sala, Rafa García y Jordi Mas- dos internos que actuaron de padrinos de Confirmación, el Coro del Centro Penitenciario y miembros de la Pastoral Penitenciaria. Al término del solemne acto, los confirmandos manifestaron su alegría y compartieron con el resto de asistentes unos dulces y se les hizo entrega de una cruz como recuerdo de este gran día.

Monseñor López Llorente ha expresado con estas bellas palabras lo que ha supuesto  la administración de este sacramento a los dos internos del Centro Penitenciario de Albocácer:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.