Vila-real se prepara a unas fiestas de la Virgen de Gracia en su mínima y esencial expresión

La esencia no se perderá, pero los fieles de Vila-real tendrán que renunciar a muchas de las muestras de devoción a su patrona, la Virgen de Gracia. Las celebraciones se ciñen esencialmente a los actos religiosos, que comenzarán el viernes 4 de septiembre con el traslado de la imagen desde el Ermitorio en vehículo a las 18h, acompañada solo por una representación oficial, permitiendo que los vecinos la vean pasar desde la calle pero respetando la distancia de seguridad, y con un aforo de 400 personas en la recepción en la Arciprestal de San Jaime.

El sábado 5 de septiembre se mantiene el paso por el manto solidario. Será a las 12h y, sin besar la imagen, los fieles depositarán después del paso por delante de la imagen los alimentos destinados a Cáritas en el sitio preparado al efecto. La pandemia condiciona las celebraciones, pero también debe notarse en la generosidad para ayudar a quienes lo están pasando peor. Ese mismo día comenzará la novena, hasta el sábado siguiente, 12 de septiembre. El rezo es a las 19h seguido por la celebración de la Eucaristía.

Misa solemne y procesión claustral por televisión

El primer domingo de septiembre, la Arciprestal acogerá la Misa Solemne en honor a la Virgen a las 18h. La celebración se proseguirá con una procesión claustral y todo el acto estará retransmitido por la televisión. Como en el resto de eventos acogidos en el templo de San Jaime, el aforo máximo permitido es de 400 personas y el acceso será únicamente por la  puerta principal.

El resto de días, se mantiene la Serenata a la Mare de Déu, el martes 8 a las 18h a cargo de las Congregación de Hijas de María Inmaculada, y el sábado 12 a las 20:30 a cargo de las Asociación de Hijas de María del Rosario. El viernes 11 se oficiará un funeral por los fallecidos en tiempo de confinamiento a las 19:30. El domingo 13, con el último día de la novena, los fieles despedirán a su patrona y la imagen de la Virgen de Gracia regresará al Ermitorio como vino: en coche y sin procesión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.