Vocaciones del mundo

Oración y colaboración con las vocaciones del mundo

Este domingo, IV de Pascua y conocido como el del Buen Pastor, se celebra la Jornada Mundial de Oración por las vocaciones. En España la organizan conjuntamente la Conferencia Episcopal Española (CEE), a través de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) y Obras Misionales Pontificias Pontificias(OMP). El objetivo es visibilizar la llamada vocacional y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de colaborar con la oración y la aportación económica con todas las vocaciones del mundo.

El mensaje del Papa para la Jornada da el lema de este año: “Tienes una llamada”. Francisco comienza su mensaje con una referencia al próximo Sínodo de Obispo dedicado a los jóvenes que se celebrará en Roma: “El próximo mes de octubre se celebrará la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que estará dedicada a los jóvenes, en particular a la relación entre los jóvenes, la fe y la vocación. En dicha ocasión tendremos la oportunidad de profundizar sobre cómo la llamada a la alegría que Dios nos dirige es el centro de nuestra vida y cómo esto es el «proyecto de Dios para los hombres y mujeres de todo tiempo»”.

Con el lema de esta edición se quiere mostrar que Dios sigue llamando a los jóvenes, y que la vocación de especial consagración es una alternativa de vida apasionante que, comparándola con el mundo empresarial, nada tiene que envidiar a la que ofrecen las mejores compañías del mundo. “Los jóvenes pueden recibir la llamada del “jefe” más importante del mundo, que les ofrece trabajar en una “compañía” con presencia internacional, que siempre cotiza al alza, y que afronta desafíos para cambiar la vida de muchas personas”, explican los organizadores.

Por las vocaciones nativas

La jornada también tiene una dimensión de ayuda material a las vocaciones nativas, que son las  que surgen en los Territorios de Misión y que muchas veces tienen serias dificultades económicas para seguir adelante. En los últimos treinta años su presencia se ha duplicado, y por ello la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol (una de las cuatro Obras Misionales Pontificias) se encarga de recoger las ayudas en todo el mundo, para sostener económicamente a estas vocaciones. El año pasado, en todo el mundo se enviaron 18.522.039,10€ euros –el 8,94% fue aportado por España-, para atender a 76.917 seminaristas (uno de cada tres en el mundo), 2.174 formadores y 5.649 novicios y novicias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.