Bendición de la Capilla del Seminario Menor

Aprovechando la felicitación navideña de los Seminarios, Mons. Casimiro López Llorente bendijo la nueva capilla del Seminario Menor. El Obispo afirmó la importancia de esta institución para tener sacerdotes en el futuro, e instó a los presentes a rezar por las vocaciones: “De poco serviría tener la casa si no hay personas”, afirmaba dirigiéndose en particular a la labor de las familias.

 

La capilla ha beneficiado de la aportación de las Obreras de la Cruz, que han donado el sagrario, el altar y la cruz. Dos de ellas estuvieron presentes en la ceremonia. En un lateral hay una entrada de luz a través de una vidriera obra del taller Bonet, que representa a Santo Domingo Savio, patrón de los monaguillos, y a San Juan de Ávila, patrón del clero diocesano español. Ambos sostienen un árbol que simboliza el crecimiento.

 

Mons. López Llorente implicó toda la Diócesis en la pastoral vocaciones, remarcando la importancia de que “si vivimos desde la fe, cada cual realizará su vocación, comenzando por la bautismal. Toda nuestra tarea – priorizaba el Obispo – es atraer las personas a Dios, y Él mostrará después los caminos concretos”. Eso sí, advertía, después hay que acoger la llamada de Dios.

Un complejo para las vocaciones

El Obispo recordó que el complejo del Mater Dei se pensó hace más de 50 años para albergar el Seminario Mayor y Menor, aunque posteriormente se añadió el colegio y otras actividades. También agradeció a todas las personas que están implicadas en el proyecto del Seminario Menor y a los que forman la comunidad de amigos del Seminario.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.