Fieles de Chilches y La Vall d’Uixó peregrinan a Tierra Santa

Medio centenar de fieles de las parroquias del Santo Ángel de la Vall d’Uixó y de la Asunción de Chilches han peregrinado del 5 al 12 de julio a Tierra Santa. Según D. Antonio Sanfélix, párroco de Chilches, estas experiencias abren “a la fraternidad y convivencia creando lazos en la comunidad”. Un primer fruto es que a partir del curso próximo se creará un grupo entre los peregrinos: “La gente está pidiendo que se continúe con encuentros periódicos para seguir el estudio de la fe, de la Sagrada Escritura, o temas que ayuden a crecer en la vida cristiana”.

La peregrinación comenzó en el santuario de la Virgen del Carmen en Haifa. A continuación visitaron el lago de Tiberíades y los santuarios de Nazareth, Cesarea, los montes de las Bienaventuranzas y Tabor, la iglesia de la Multiplicación de los Panes y el lugar del Primado de Pedro. La siguiente etapa fue Judea con el Mar Muerto, Jericó y el Jordán, para subir al final hacia Jerusalén, donde se celebró la fe en Ain Karem, Belén, Getsemaní, el Cenáculo, la Via Dolorosa y el Santo Sepulcro (foto, en la escalinata junto a la entrada).

 

Sacerdotes y matrimonios renovaron sus promesas respectivas. Los primeros en el Cenáculo de los franciscanos en Jerusalén, y los segundos en Caná, donde Jesús participó en unas bodas transformando el agua en vino. D. Antonio Sanfélix confirma que los peregrinos vuelven a casa con “una fuerte experiencia de Dios, ya que Tierra Santa es realmente el quinto evangelio, una tierra que habla de Jesús y donde el corazón está más predispuesto a acoger esa palabra y dejarse tocar”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.