Comienza la Semana de la Caridad

Con la solemnidad del Corpus Christi, el próximo domingo 14 de junio, se celebra el Día de la Caridad. Cada año ha sido el momento en que Cáritas presentaba su labor durante una semana. En esta ocasión, aunque se hayan tenido que reducir los actos, la acción caritativa organizada de la Iglesia en Segorbe-Castellón mostrará una vez más la generosidad de la gente, el trabajo que se realiza y, lamentablemente, los muchos desafíos que siguen reclamando la colaboración de todos para que nadie se quede al margen.

Hay muchas iniciativas solidarias en la sociedad. Lo peculiar de Cáritas es que en el centro, en la motivación y en la manera de hacer está Cristo que se sienta a la mesa con la humanidad, y en particular con los pobres, como evoca el lema de esta edición. Como afirma la Subcomisión Episcopal de Acción Caritativa y Social, “el Señor, compadecido de nuestra enfermedad pandémica, de nuestra desesperanza y soledad, nos invita a encontrarnos con Él en el camino y a sentarnos a comer a su mesa”.

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­ Actos previstos

  • Presentación de la Memoria de Cáritas. Miércoles 10 a las 12h
  • Suplemento acción Cáritas Covid-19. Junto con la memoria se mostrará el compromiso de Cáritas con los afectados por la crisis económica y social provocada por la pandemia.
  • Visita virtual a los recursos de Cáritas.
  • Hora Santa en las parroquias el jueves 11.

El mensaje con motivo de la festividad del Corpus Christi y el Día de la Caridad, difundido por la Subcomisión Episcopal, toma como hilo conductor el pasaje de los dos discípulos de Emaús (Lc 24,18). Como Cleofás y su compañero, “son muchas las personas que caminan por la vida con desánimo, sin rumbo, desengañados por malas experiencias”. Y para un buen número de ellos, su situación “se ha visto agravada por la reciente pandemia que venimos padeciendo”.

Ante esta constatación, hay respuestas posibles. Como discípulos-misioneros, lo primero es acudir a la fuente del amor, de la comunión y del servicio: “La Eucaristía es para el cristiano, el memorial del amor de Dios hacia cada ser humano, que se manifiesta en la entrega de su Hijo Jesucristo. Al participar con fe en la celebración eucarística nos unimos profundamente a Cristo y recibimos de Él la fuerza y el amor necesarios para vivir nuestra entrega generosa y servicial a los hermanos”.

A partir de aquí, “el Señor nos invita a ser como el peregrino del Evangelio que sale al encuentro de tantos hermanos y hermanas que, como los discípulos de Emaús, deambulan por la vida, marcados por la oscuridad del sinsentido, de la falta de un hogar, de la soledad e incluso de las ganas de vivir”.

La Iglesia está junto a los necesitados

Esto ya es una realidad. “Quienes se preguntan dónde está la Iglesia en estos momentos, pueden dirigir su pregunta a los pobres, a los enfermos, a los discapacitados, a los que están solos, a los ancianos abandonados, a los que buscan sentido en medio de la oscuridad, a los que han perdido un familiar querido, a tantos que buscan a alguien que les escuche… Ellos han encontrado el rostro de la Iglesia en la acogida de los miembros de Caritas y de tantas otras entidades de Iglesia, en los hospitales, los comedores, los centros de acogida y las residencias de ancianos de parroquias y de diversas instituciones eclesiales”.

Al mismo tiempo, la Iglesia es consciente que no está ni puede estar sola en el trabajo de transformación del mundo: “Necesitamos de todos y particularmente de nuestras autoridades políticas, civiles, económicas y religiosas”, afirma el mensaje de la Subcomisión Episcopal. Y para ello se precisa de la “firme voluntad de llegar a acuerdos y aplicarlos”. El plan pastoral diocesano de este curso y del próximo tiene por objetivos específicos la caridad y la justicia social. Para llevarlos a cabo se precisa de toda la sociedad, pero sea como fuere, las comunidades cristianas, “con la ayuda del Señor, seguirán realizando este servicio diariamente, con humildad, sin pretender ocupar las primeras páginas de los periódicos”.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.