El derecho del pobre a ser evangelizado por comunidades vivas

Las entidades de la Pastoral Caritativa Social, organizadoras de la Semana de la Caridad, han celebrado un encuentro la víspera de la solemnidad del Corpus Christi en el Maset de la Frater. La jornada ha contado con la ponencia de Armando Cester, consejero de Cáritas Nacional por designación de la Conferencia Episcopal, quien ha expuesto las razones y manera de evangelizar desde la caridad. El ponente ha defendido el derecho del pobre a ser evangelizado, y no solo a superar una precariedad social o económica.

 

Armando Cester ha presentado como evangelización todo el proceso de atención a las personas que recurren a Caritas y otras entidades de ayuda de la Iglesia, incluso antes de una incorporación regular a la comunidad cristiana. Solo hay una condición: “La acción de la caridad es evangelizadora en sí misma –aunque no se de aún el anuncio explícito- siempre que remita a Jesucristo”.

En el mismo sentido, Mons. Casimiro López Llorente ha asegurado, en la homilía de la Eucaristía de conclusión del encuentro, que “lo central de cada uno y de la vida eclesial diocesana es Jesucristo”. Por eso “la comunidad evangelizadora ha de sentirse comunidad centrada en Cristo”.

 

Armando Cester, seglar, médico y teólogo, explicaba los resultados de la encuesta que hizo para su doctorado en teología en los que preguntaba si la gente que recurre a Cáritas siente que va a un centro asistencial o a una comunidad cristiana acogedora. Según este estudio, se constata la necesidad de visibilizar sin complejos la identidad cristiana, ya que hay un porcentaje cercano al 20% de usuarios que se plantea preguntas profundas y se abre al encuentro con Cristo.

 

En este sentido son importantes los signos externos, como recordaba el Obispo: “A veces queremos que no se note que somos cristianos. Pero los signos hablan, y esto no es proselitismo sino mostrar lo que uno es. Enseñad la fuente”, exhortaba a los 80 participantes. Cester, por su parte, concluía la ponencia indicando algunos recursos sencillos para “provocar” la ocasión de anunciar explícitamente a Jesucristo: los signos religiosos en los locales, marcar la relación entre la vida y los tiempos litúrgicos, ser capaz de objetar acciones anti-cristianas o organizar momentos de oración comunitaria para quien lo desee.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.