ninot de Don Bosco

El ninot de Don Bosco manifiesta el sentido de fiesta salesiano en Burriana

Con la Cremà, la noche de San José, no quedará rastro, pero durante los días anteriores el ninot de Don Bosco habrá puesto de manifiesto el sentido de la fiesta y la alegría del carisma salesiano. Así lo entiende D. Vicente Enrique Picó, director de la comunidad salesiana en Burriana, que posa junto al monumento (izda.) con el director del colegio, José Burdeus, y la directora del centro Hortolan, Maribel Franch.

Delante del colegio se ha instalado la falla que representa al apóstol de los jóvenes, obra del artista local Francisco Jiménez Rodero. Este jueves los alumnos del colegio han recibido la visita de la reina infantil, en un acto conjunto con el centro de educación especial Hortolán.

Picó explica que el sentido de la fiesta del carisma salesiano siempre los ha vinculado a las fiesta de los lugares donde están presentes. Este año, sin embargo, es especial porque nunca se había hecho una falla sobre Don Bosco con escenas relacionadas con su vida. La iniciativa ha sido de la Falla Don Bosco, nacida de ex-alumnos del colegio y que cumple 30 años.

Homenaje al apóstol de los jóvenes

Salvador Doménech y Juan Emilio Gumbau, miembros de la comisión coordinadora de la idea y la crítica de la falla junto a Francisco Jiménez, explican que “con este monumento especial y único, la Falla Don Bosco celebra el aniversario recordando sus orígenes  y homenajeando al fundador de la Cogregación Salesiana”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.