EL REPORTAJE DEL DOMINGO: Mayo, el mes de María

Lledó, los Desamparados, Les Santes, La Divina Pastora, Fátima… El mes de mayo está adornado como con perlas que celebran a la Virgen María a través de numerosas invocaciones. El pueblo fiel expresa durante estos días su amor filial por la Madre del Salvador, incluso con las restricciones impuestas por el estado de alarma. En la homilía de la fiesta de la Mare de Déu del Lledó, el 3 de mayo, el Obispo explicaba que “María nos da, nos ofrece y nos lleva a su Hijo que sufre y camina con nosotros”. Y añadía: “El deseo más ferviente de María es que acojamos y nos dejemos encontrar por Cristo Jesús, el Camino, la Verdad y la Vida para que nos convirtamos a Él, para que abramos nuestro corazón a Él en especial en estos momentos de pandemia”.

La devoción a la Virgen suele estar arraigada en los pueblos en hecho muy concretos. Es el caso, por ejemplo de la Virgen del Buen Suceso de Cabanes, conocida popularmente como la de Les Santes. Se cuenta que en el siglo XVI el futuro obispo de Segorbe, Francsico Gavaldá, sanó siendo niño gracias a una imagen milagrosa de la Virgen del Rosario. De este hecho nació la devoción bajo la advocación del Buen suceso y se comenzó a venerar en la ermita de Santa Águeda y Santa Lucía (Les Santes).

La víspera del primer domingo de mayo, el pueblo va a buscar la imagen a la ermita para tráerla a la parroquia: “Viene a visitarnos como lo hizo con su prima Isabel y traernos a su Hijo resucitado”, explica el párroco, Albert Ventura. Este año, sin embargo, la romería se limitó al sacerdote. Celebró la misa en el ermitorio y la trajo en coche. Eso sí, al llegar ante el templo, fue recibida por los vecinos desde los balcones y durante toda la semana se han organizado eventos para que los fieles puedan celebrar a su patrona.

Al son de cantos tradicionales emitidos por la megafonía municipal, los vecinos salen al balcón con diferentes signos: una flor, un cirio…. Este domingo, a las 12, cuando se solía realizar el paso por el manto de los niños, se volverá a salir con un pañuelo recordando el impregnado en el perfume de la imagen milagrosa sanó al Obispo Gavaldá. Este año la Virgen se quedará en el pueblo hasta que pueda volver en romería a la ermita de Les Santes. “Será como una vecina más, confinada en su casa que es la iglesia”, reflexiona el párroco.

La Divina Pastoral de Barracas

Divina Pastora de Barracas

En Barracas, antaño población ganadera, el primer domingo de mayo se sigue festejando a la Virgen en la advocación de la divina Pastora. Popularmente se denomina “Domingo de la rosa” (Virgen del Roser), y sus orígenes remontan al siglo XVI en el que las misiones dominicas extienden por el reino de Aragón y cercanía, la devoción del rosario (como una coronilla de rosas espirituales). Se hacen cargo de la organización de la fiesta las clavarias de la Pastora: volteo general de campanas la víspera, hoguera y torrada de carne a la noche, toro embolado, verbena. El domingo, Misa solemne y procesión. Comida festiva. Y cierra el castillo de fuegos artificiales. Este año se ha recordado con colgaduras en los balcones y toque de campanas. Excepcionalmente la fiesta se pasa al primer domingo de agosto.

Las parroquias de la Mare de Déu dels Desamparats de Burriana y la de Jesús Obrero de la Vall d’Uixó viven con intensidad la advocación valenciana de la “Geperudeta”. En la primera se celebra la fiesta desde 1982 con misa solemne y procesión. En esta ocasión el párroco, Miguel Díaz, ha sustituido los actos públicos por un recorrido de la historia de la parroquia y, en particular, la fiesta de la titular tomando el libro que en 2014 conmemoraba el 25 aniversario de al cofradía. La imagen de la parroquia fue encargada por mossèn Facundo al imaginero valenciano Efraín Gómez la talla de la Virgen por la cual se pagaron 295.000 pesetas.

Imagen de los Desamparados de Burriana

En La Vall d’Uixó, se retransmitirá la misa por la televisión local a als 19h. Durante la semana se ha organizado una novena “telemática” en la que los diversos grupos de la parroquia han preparado cada día la oración compartiendo lo que representa para ellos la virgen María, enlazando con el versos de los gozos que reza: “La fe per vos no mor”. El párroco, Vicente Esteller, declara cómo la gente “pedía la novena más larga porque deseaba más tiempo para rezar”.

Otras poblaciones celebran varias advocaciones. La parroquia de la Sagrada Familia de la Vilavella encadenan durante el mes la Virgen del Rosario en su fiesta de primavera, la de los Desamparados, la de Fátima con retransmisiones de la Misa por redes sociales. La asociación local de Purissimeres suben cada día un oración en familia de una de las asociadas para invitar a la gente a unirse. En San Bartolomé de Torreblanca celebran las advocaciones del Perpetuo Socorro, de los Desamparados de Fátima, y el último domingo de mayo la Virgen de Dios y Madre Nuestra para los niños de catequesis. Estas celebraciones se adaptarán a las circunstancias de confinamiento.

 

Para conocer más sobre la Virgen María:

Marialis Cultus, de Pablo VI

Redemptoris Mater, Juan Pablo II

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.