Encuentro del Movimiento de los Focolares

La comunidad del Movimiento de los Focolares en la Diócesis inició el curso con una convivencia en el Desierto de las Palmas el pasado domingo. La jornada se desarrolló alrededor de la Virgen María y en la fiesta de Sta. Teresa de Jesús. La media docena de familias y miembros también participaron en la misa del Monasterio. Desde los más pequeños hasta los mayores se implicaron en una dinámica de oración por aquellos que más lo necesitan, “sintiéndonos una familia para hacer realidad el anhelo de Jesús por la Unidad”, explican.

El Movimiento de los Focolares nació en la Segunda Guerra Mundial cuando una joven llamada Chiara Lubich sintió que Dios la llamaba “para hacer de Él el único Ideal de su vida, ya que todo el resto se desvanecía o moría en la guerra (“solo Dios basta”)”. El carisma focolar se basa en fomentar la Unidad según la oración de Jesús: “Padre, que Todos sean Uno, para que el Mundo crea”.

Palabra de Vida

La comunidad de Castellón se comprometen a llevar allí donde se necesite este Ideal. Para ello, una de las actividades que se organizan regularmente es la reflexión de la Palabra de Vida, que se adapta a adultos, jóvenes y niños. El movimiento cuenta con unos 140.000 animadores a nivel mundial, y se calcula que le alcanzan los dos millones de seguidores y simpatizantes, presentes en 182 países.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.