Los sacerdotes concluyen sus ejercicios espirituales con optimismo cristiano

Más de 40 sacerdotes han participado la semana pasada en unos ejercicios espirituales en la casa de espiritualidad del Desierto de las Palmas, dirigidos por Mons. José María Yanguas, obispo de Cuenca. Mons. Casimiro López Llorente presidió la eucaristía de conclusión el viernes, antes de ir a Artana para el funeral de D. Bernardo Guerrero que falleció el jueves por la mañana. Sus compañeros en el presbiterio ya ofrecieron una misa por su eterno descanso.

El punto de partida de los ejercicios ha sido la identidad de hijos de Dios en Cristo, movidos por el Espíritu, en la Iglesia de hoy. A continuación mons. Yanguas ha tratado algunos puntos de la Evangelii Gaudium, así como la continuidad de la Misericordia después del Año Santo desde las actitudes de la pobreza y la cruz. Por último el director ha presentado el atractivo del sacramento de la reconciliación y el optimismo fundamentado en que “si el Señor está en la barca no nos hundiremos jamás”.

El obispo de Cuenca recomienda a todos los fieles que busquen la ocasión de hacer ejercicios espirituales, en particular durante el tiempo de Cuaresma que comenzará el 1 de marzo, ya que son “unos días de encuentro con el Señor, de diálogo con Él, y también de examen mirándose en el rostro de Cristo. Continuamente nos tenemos que conformar con Cristo, y prever este tiempo con regularidad y continuidad ayuda con eficacia”.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.