Jóvenes madres solteras encuentran apoyo y fe en la VII Semana Nazareth

Una vez concluido el curso y que se han vaciado las aulas del colegio y el Seminario, el Mater Dei se convierte en una casa de veraneo. Entre las familias de muy diversas procedencias que vienen unos días a descansar, el complejo acogió del 22 al 28 de julio a un grupo de jóvenes madres solteras y sus hijos para disfrutar de unos días de vacaciones, formación y espiritualidad. Durante el curso participan en otras actividades, y se les ofrece el recurso del piso de acogida creado en la Diócesis como fruto del Jubileo de la Misericordia.

Como ponen de manifiesto diversos estudios, la infancia es uno de los colectivos más vulnerables, en particular durante el tiempo de vacaciones cuando cierran los comedores escolares. Las condiciones se agravan cuando se trata de menores a carga únicamente de su madre. Estos días permiten a estas familias disfrutar de unos días de descanso en el marco del Mater Dei y realizar actividades lúdicas para madres e hijos.

Afectividad y reconciliación

Al mismo tiempo participan en momentos de formación y oración. Este año, por ejemplo, se ha contado con la participación de Cristina Cons, joven sexóloga que hace un mes impartió junto con Mons. José Ignacio Munilla la última conferencia de Jóvenes en el Corazón de Cristo Por María. La ponente abrió un nuevo horizonte en las relaciones afectivas desde el respeto de la dignidad de la persona, en particular de la mujer.

Por otra parte, la Semana Nazareth es una iniciativa imaginativa y creativa para llevar el Evangelio a la vida de este colectivo en riesgo de exclusión. Las vigilias de oración y la celebración diaria de la Eucaristía representan para muchas madres y sus hijos un reencuentro con Cristo y la Iglesia. Este año la reconciliación y el perdón han sido la experiencia más fuerte. También una madre ha decidido bautizar a su hija.

Sostener la familia y la vida todo el año

La Semana Nazareth comenzó hace siete años de la mano de la Asociación ProBien – Comunidad de las Bienaventuranzas, y su objetivo es precisamente ofrecer un espacio de ocio y vacaciones en el que puedan ser atendidas sus necesidades, y dar recursos que les ayuden a crecer como mujeres y madres el resto del año. A partir del encuentro de verano, se han desarrollado diversas actividades durante el curso. Desde 2017 se cuenta con un piso de acogida en colaboración con Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón, fruto del Jubileo de la Misericordia. La Semana Nazareth cuenta con un equipo de 15 voluntarios y profesionales de la educación, y se financia gracias a donativos de particulares y la colaboración de entidades como la Fundación La Caixa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.