La Trinidad reconvierte la catequesis en una pedagogía de encuentro con Cristo

La catequesis de iniciación cristiana de la parroquia de la Santísima Trinidad, en Castellón, se ha renovado este curso. Motivados por ofrecer un itinerario que favorezca el encuentro con Cristo, todo el recorrido asume la pedagogía de Oratorio de Niños. Comienza a los 4 años y se prosigue hasta los 12, a las puertas de la catequesis de confirmación. En los cursos centrales, entre los 6 y 8 años, se concentra la preparación específica para la primera comunión. En total participan unos 120 niños que han comenzado esta semana.

Pedro Segarra, vicario parroquial y responsable de coordinar el itinerario junto con el seglar Juanjo Escrig, argumenta el cambio por la prioridad de facilitar un encuentro personal con Cristo: “Los niños llegaban directamente del colegio y se metían en la catequesis como en una clase más. En cambio el Oratorio es una pedagogía diferente basada en el encuentro y la bendición. Se inicia al niño a la relación con Jesús”.

Los frutos que se esperan de esta renovación de método, son convertir la parroquia en “una comunidad viva que ofrezca el encuentro con el Señor. Eso es lo más importante, porque si lo encontramos, Él da sentido al resto de la vida”, asegura D. Pedro Segarra. La respuesta de los padres a la novedad ha sido positiva, y valoran que se actualice la forma de hacer y la dimensión vivencial.

Con todo, los responsables son conscientes que este nuevo modelo necesitará un tiempo para que entre en la mentalidad. Entonces la preparación a los sacramentos de iniciación cristiana ganará en personalización y continuidad. Mientras, se concentrarán en los dos cursos anteriores a la primera comunión los contenidos del Catecismo Jesús es el Señor de la Conferencia Episcopal Española, que se aplica desde hace años en la Diócesis.

Pedagogía del encuentro y la bendición

El Oratorio es un método de iniciación cristiana surgido de la congregación de los Cooperadores de la Verdad, en Valencia. Se centra en favorecer el encuentro personal de los niños con Cristo a través de un tiempo de oración centrado en la Palabra de Dios y la bendición. Cada sesión comienza con una oración. Tras la bienvenida, le lee y se comenta un pasaje del Evangelio, y se vuelve a orar. El Padre Nuestro y la bendición por parte del  presbítero concluyen el encuentro.

El tramo de 4 a 7 años y los mayores de 9 a 12, se reúnen el sábado por la mañana. Los de 6 a 8 años tienen dos encuentros semanales, los miércoles y jueves a las seis de la tarde. En el proyecto se contempla ir ampliando el método con la preparación a la confirmación y grupos de jóvenes de modo que “hasta la mayoría de edad tengan un lugar en la Iglesia”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.