Los colegios diocesanos, asociaciones y sacerdotes del Alto Palancia felicitan la Navidad al obispo en Segorbe

Monseñor López Llorente ha recibido esta mañana las felicitaciones de profesores y alumnos de primaria y secundaria de los colegios diocesanos de Seminario y la Milagrosa, así como de numerosas asociaciones  y sacerdotes que se han acercado al Palacio Episcopal de la capital del Alto Palancia a media mañana para compartir con el obispo de la Diócesis un momento de oración y felicidad por el inminente nacimiento del Niño Dios.La mañana comenzó en la catedral con unas palabras de don Casimiro, que explicó a los profesores y alumnos de los dos colegios diocesanos situados en la ciudad el verdadero significado de la Navidad y la centralidad de la figura de Jesús, recién nacido, que marca con su nacimiento el gozo y la alegría de estos días. El obispo de Segorbe-Castellón ha dialogado con los alumnos de ambos centros docentes y ha bendecido los niños Jesús que colocarán en la cuna de sus belenes, la víspera del próximo 25 de diciembre. Asimismo, tras el canto del villancico “Adeste Fideles”, los directores docentes de los dos colegios le han regalado varios presentes. Previamente, los dos directores titulares han celebrado la Santa Misa con la comunidad educativa diocesana, en la que también ha estado presente el dean de la Catedral, Federico Caudé.

A continuación, don Casimiro se ha trasladado al Palacio Episcopal, donde ha recibido la felicitación de numerosas asociaciones segorbinas y de la comarca del Alto Palancia. Tras unas palabras de Federico Caudé, don Casimiro ha centrado el mensaje de este año en dos puntos: vivir la caridad con las personas lejanas que están atravesando por penalidades, así como con las más cercanas, y ha instando a los presentes a vivir con verdadera alegría estas fiestas, cuya raíz es el nacimiento de Dios que se hace niño para habitar en nuestros corazones. El obispo de la Diócesis también ha ofrecido al Niño Jesús para que los presentes lo besarán y el entrañable acto ha concluido con el canto de varios villancicos.

Finalmente, don Casimiro ha compartido un momento de oración y reflexión con los sacerdotes que desempeñan su ministerio en la comarca del Alto Palancia, a los que  también ha dirigido unas palabras, les ha ofrecido al Niño Jesús para que le mostraran su devoción y con los que ha entonado el villancico “Adeste Fideles” que ha puesto punto final a la jornada del obispo en Segorbe.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.