Peregrinación San Vicente Ferrer

Peregrinación diocesana jubilar de san Vicente Ferrer a la Catedral de Segorbe

La Diócesis convoca a una peregrinación a la Catedral de Segorbe, templo jubilar, con motivo del Año santo vicentino, por el que se conmemoran los 600 años de la muerte de San Vicente Ferrer. El evento será el sábado 9 de marzo a partir de las 11h en la parroquia de Santa María, desde donde se irá en procesión hasta la Iglesia Madre para celebrar la Eucaristía presidida por Mons. Casimiro López Llorente. Recuperando el proyecto del Jubileo de la Misericordia de 2016, la colecta se destinará a la iniciativa “Sí a la Vida – Hogar Nazareth”, de apoyo a jóvenes madres solteras.

En su carta del 6 de abril del año pasado, al inicio del Jubileo, el Obispo “este Año Vicentino os ofrece a todos un tiempo de conversión personal, comunitaria y pastoral, una ocasión para centrar nuestras vidas en el Señor Jesucristo, que nos apremia a la misión de la nueva evangelización, y una oportunidad para que todo el pueblo de Dios conozca con mayor profundidad la figura de San Vicente Ferrer”.

En este sentido, la Delegación de Liturgia está preparando unos materiales para que en las parroquias se pueda preparar espiritualmente la peregrinación, y que próximamente estarán a disposición de los fieles. Consistirá en catequesis y un modelo de celebración penitencial para hacer en las parroquias. Durante la peregrinación habrán sacerdotes disponibles para confesar, y los actos contarán con una reliquia del Santo cedida para la ocasión por el Colegio Imperial Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer. La predicación será a cargo del dominico José Manuel Alcácer. En el plan organizativo, cada parroquia verá cómo dispone el desplazamiento y la comida.

Devoción muy extendida

La fecha del VI Centenario de la muerte de san Vicente Ferrer es el 5 de abril de 2019. Por ello los Obispos de la Comunidad Valenciana solicitaron a la Santa Sede una concesión para el Año Jubilar, desde el 9 de abril de 2018 hasta el 29 de abril de 2019. Mons. López Llorente describía al patrono de la Comunidad Valenciana, como “un gran santo, un gran evangelizador y un apóstol incansable de la unidad y la paz. Su devoción se halla extendida por los numerosos lugares que recorrió en Europa a lo largo de su vida. También en nuestra Diócesis, numerosos templos, ermitas, capillas, altares, imágenes y cuadros nos recuerdan la huella que dejó en su periplo de apostolado y predicación por muchos de nuestros pueblos y que aún mantienen viva la memoria de su paso, de su predicación y de sus milagros”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.